• Aunque la incidencia se mantiene baja, las instituciones del sector efectúan un seguimiento diario de la enfermedad

A través de indicadores como positividad, tasa de pruebas e incidencia, ocupación hospitalaria y defunciones, las instituciones del sector salud en Baja California Sur realizan una vigilancia epidemiológica continua por Covid-19 a fin de tener un panorama real de la evolución que presenta la enfermedad en la geografía estatal, informó la secretaria del ramo, Zazil Flores Aldape.

Aunque la entidad presenta un reducido número de casos activos por el nuevo coronavirus, que este lunes es de 19, de los cuales cuatro están hospitalizados, sin que alguno esté intubado, el seguimiento epidemiológico se efectúa de manera diaria para estar en condiciones de identificar oportunamente algún cambio que pudiera ameritar la aplicación de medidas sanitarias, señaló la médica.

Al tener BCS indicadores reducidos por esta patología, se mantiene vigente el acuerdo tomado por el Comité Estatal para la Seguridad en Salud de que el uso del cubrebocas sea opcional en la entidad (a excepción de los establecimientos de salud donde su utilización es obligatoria); no obstante, se enfatiza la recomendación de que porten mascarilla las y los adultos mayores, así como la gente cuyo sistema inmunológico puede estar debilitado por otros padecimientos, añadió.

Además el sector salud es insistente en el llamado a las personas mayores de cinco años de edad para que inicien y completen su esquema de vacunación contra Covid-19 conforme las convocatorias que a través de sus redes sociales emite la delegación estatal de la Secretaría de Bienestar (https://www.facebook.com/DelegacionBCS), pero también la convocatoria para que los grupos de riesgo (embarazadas, niños mayores de seis meses y menores de cinco años, mayores de 60 años y gente con comorbilidades) acudan a recibir la vacuna contra influenza.

Al encontrarse el estado y el país en el periodo de otoño-invierno, en el que suele incrementar la incidencia de enfermedades respiratorias, las instituciones médicas reiteran la importancia de evitar cambios bruscos de temperatura, de cubrir boca y nariz con el antebrazo al momento de toser o estornudar; lavar con frecuencia las manos y desinfectar superficies y objetos de uso común, que contribuyen a prevenir estas enfermedades.