Por Laura Mendoza

Muchas anécdotas han sucedido a lo largo de las 40 ediciones que se han realizado del torneo de Pesca más grande del mundo, el torneo Bisbee’s Black & Blue de Cabo San Lucas.

Desde un principio, el origen de este torneo -como ya les he contado en entregas anteriores- es una anécdota digna de recordarse. Comenzando como una tranquila platica de bar entre varios amigos, nace la brillante idea del torneo de pesca que tiempo después se convirtiera en el más importante a nivel internacional.

A partir de ahi, los participantes han vivido gratas experiencias que se han quedado como preciosos recuerdos en su memoria, tales como varios récords mundiales como el que rompiera el equipo de Rocky Gentile en 1994 al capturar el marlin Azul más grande de esta competencia con 450 kilogramos de peso o en 2006 que Martha Mcnab atrapara un marlin negro de 292 kilos, el más grande de su especie en la historia de las competencias de pesca.

El Bisbee’s ha trascendido y se ha mantenido vigente aún pese a las circunstancias externas que han ocurrido en el puerto de Cabo San Lucas, tal como lo fue el huracán Odile que tras su paso en 2014 afectara gravemente este punto de pesca o el año pasado -2020- que pese a la pandemia por COVID-19 el torneo se realizó extremando las medidas de bioseguridad sanitaria.

Pero sin duda la más enternecedora historia que pudiera narrarse en el marco de este torneo es aquella que posteriormente diera paso a una película llamada “Milagro Azul”, basada en hechos reales ocurridos durante este torneo.
Tras el ya mencionado paso del huracán Odile en 2014, la casa hogar de niños huérfanos en Cabo San Lucas resultó devastada. Es por esto que Wayne Bisbee (ideólogo de la competencia y benefactor de dicho orfanato) decide ofrecer la inscripción de la competencia a los tutores de la casa hogar al tiempo que el dos veces ganador del torneo, Wade Malloy , llega para donar la inscripción del evento y comandar el equipo que posteriormente atrapara un marlin azul de 174 kilos con el cual ganaría el torneo y así el premio de 258 mil dolares para invertirlo en la remodelación de la Casa Hogar de estos niños.

Sin duda una enternecedora película que vale la pena ver y que actualmente se encuentra disponible en la plataforma de streaming Netflix.

El Bisbee’s Black & Blue es más que un torneo de pesca, es más que premios costosos, son valiosos recuerdos que quedan grabados en la mente y corazón de sus participantes y Cabo San Lucas es el escenario ideal en el que estas memorias cobran vida.