• Cada periodo de tiempo, como si fuera cíclico, los armadores y depredadores intentan liberar la pesquería del Dorado y otras especies reservadas a la pesca deportiva, por eso debemos protegerlo en nuestras leyes ambientales, sostuvo el candidato a diputado federal por el distrito 01 por la alianza “Va por México.

Como diputados federales buscaremos proteger de una vez por todas, de los armadores y depredadores las especies como el Dorado, Picudos y otras especies reservadas para la pesca deportiva, para que no se puedan abrir a la pesca comercial, ya que sería el fin de las especies, aseguró el candidato a diputado federal por el distrito 01 por Baja California Sur de la alianza “Va por México”, Marco Puppo.

Al saludar a trabajadores del mar de la pesca ribereña, en Puerto Adolfo López Mateos, quienes le manifestaron su apoyo, Marco Puppo, ahí, se comprometió a buscar más apoyos para los pescadores, a quienes les quitaron programas federales, de concurrencia para sustitución de motores, equipos de seguridad y artes de pesca, lo que pone en la indefensión al sector y pone en riesgo su vida, puesto que ahora no pueden sustituir sus pangas una vez que cumplen con su vida útil.

Asimismo, se comprometió hacer un frente común entre pescadores ribereños y pesca deportiva, para preservar el medio ambiente, reservado algunas especies que están en peligro de los armadores y de las embarcaciones de alta mar, quienes año con año, justificándose en la pesca incidental depredan especies reservadas a la pesca deportiva y ribereña.

“Cada x periodo de tiempo, como si fuera cíclico, los armadores y depredadores de alta mar, buscan liberar especies reservadas, como el Dorado, Marlín, Pez Espada y otras especies, lo que pone en grave peligro a la especie, con las artes de pesca depredadoras de arrastre se llevan cientos de unidades, que son vendidas en el mercado negro, justificada en la pesca incidental, y hemos dado cuenta que en ocasiones han sido documentadas toneladas del producto, lo que están acabando con las especie, poniendo en riesgo la actividad de la pesca deportiva y la pesca ribereña”, añadió.

Tenemos que poner un hasta aquí, dijo Marco Puppo, ya que la pesca deportiva por especie capturada e incluso muchas veces devuelta al mar, genera toda una cadena productiva, que genera trabajo y derrama económica, desde quien opera las embarcaciones, los carnaderos, transportistas, hoteleros, restauranteros, industria de viajes y paseos, así como todo el sector comercial y de servicios, que dio vida a los destinos turísticos de Baja California Sur.

Finalmente dijo que las leyes ambientales deben ser más estrictas, pero igual el gobierno federal debe de destinar más recursos a través de la CONAPESCA y PROFEPA para la inspección y vigilancia, para que la pesca incidental disminuya a cero, que los depredadores sean sancionados y dejen de llevarse el producto como el Dorado y Picudos a vender en el mercado negro.