• Los hospitales de la Secretaría de Salud en ese municipio fueron equipados con ventiladores voulmétricos y otros dispositivos  

Mediante los ventiladores mecánicos neonatales, incubadoras, cunas de calor radiante y monitores de signos vitales que el Gobierno de México recién entregó a los hospitales generales de Cabo San Lucas y San José del Cabo se mejorará de forma significativa la atención médica de las niñas y niños que nazcan de manera prematura o que presenten alguna otra condición que ponga en riesgo su vida.

Al realizar un recorrido por el director general de la Administración de la Beneficencia Pública, Adrián Benítez Ruíz y por la directora del Hospital General de Cabo San Lucas, Jazmín Ortalejo López Guerra, Flores Aldape subrayó que estos dispositivos permiten dar soporte vital a pequeños que pueden presentar complicaciones respiratorias por la falta de madurez de su sistema respiratorio o por consecuencia de infecciones.

Son dispositivos que favorecen la regulación térmica de pequeñas y pequeños que no pueden producir calor por tener limitada su capacidad metabólica o que requieren de otros cuidados especiales para mejorar el funcionamiento de su organismo, explicó la pediatra al señalar que en Los Cabos se registran alrededor de la mitad de nacimientos que de manera anual atiende el sector.

De este universo, que hasta el momento es cercano a los nueve mil nacimientos, el 10 por ciento presenta algún tipo de complicación por ser prematuros o por alguna otra condición congénita, lo que permite dimensionar el impacto altamente positivo que tendrán estos dispositivos en los servicios terapéuticos que se otorgan en dichos casos, comentó la médica al señalar que con esto podrá reducirse el número de traslados a realizarse al Hospital General con Especialidades Juan María de Salvatierra.

Flores Aldape comentó que con esta mejora de equipamiento impulsada por el gobernador Víctor Castro Cosío se refrenda la convicción de mejorar la calidad de las atenciones que se brindan a los sectores más vulnerables de la población, como son las y los menores de edad cuyas familias carecen de toda seguridad social.