POR ARIEL VILCHIS

Por supuesto que para gobernar se requiere talento, pero más  se necesita voluntad.

Porque en ocasiones no basta tener los recursos humanos y financieros para hacer lo mínimo indispensable ya que, si no se tiene voluntad, las autoridades caen fácilmente en el pozo de las excusas.

En el caso del alcalde de Los Cabos, Oscar Leggs Castro, es precisamente la voluntad de servir, de atender y de buscar solución a los problemas que enfrenta el pueblo cabeño lo que le ha valido el reconocimiento de una sociedad que le dio su confianza.

Haciendo un gobierno cuya carta de presentación son los resultados, Oscar Leggs en los primeros meses de su gobierno ha demostrado que se puede avanzar poco a poco haciendo un gobierno con sentido humano, con acercamiento ciudadano y un trabajo incansable. Justo ese es el sello que le ha impreso el oriundo de Migriño a la gobernanza en el municipio de Los Cabos.

Y como suele suceder cuando el trabajo habla por sí solo, ahí están los reconocimientos que  el alcalde cabeño ha logrado en los primeros meses de su administración y que hoy lo colocan como el primer lugar en aprobación ciudadana y al municipio de Los Cabos número uno en percepción de seguridad pública.

Tan sencillo como hacer lo que debe de hacer: atender a la ciudadanía, brindarles seguridad y estar al pendiente de los servicios públicos y por supuesto, no olvidar el tema del suministro de agua potable. Oscar Leggs está metido en esa dinámica y los resultados están a la vista.

Ya veremos qué sucede, es mi opinión al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com