POR ARIEL VILCHIS

El periodo de recolección de firmas de apoyo ciudadano para convocar a la consulta de revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador inició el lunes 1 de noviembre y terminará hasta el 15 de diciembre.

Ese ejercicio democrático impulsado por AMLO desde la campaña que lo llevó al poder, ha propuesto que los electores -el pueblo – definieran si quieren que concluya los seis años de su gobierno o bien, que lo deje anticipadamente. “El pueblo pone y el pueblo quita” es una de las frases favoritas del presidente.

Pues bien, precisamente en este momento estamos en una de las etapas preparatorias y relevantes de este proceso, ya que para poder llevar a cabo la Consulta de Revocación de Mandato quienes deseen que se realice deberán obtener el 3 por ciento de las firmas de los electores registrados en al menos 17 entidades del país. Es decir, algo así como 2 millones 700 mil firmas.

Según encuestas nacionales, el porcentaje de respaldo a la permanencia del presidente Andrés Manuel López Obrador es de 60 por ciento contra 36 por ciento que votaría porque terminara anticipadamente. Sin embargo, de realizarse la consulta, lo más probable es que el porcentaje a favor de que siga sea todavía mayor.

En Baja California Sur ya se dejó sentir el apoyo a #QueSigaAMLO. Activistas y simpatizantes del proyecto de la 4ta Transformación se han dado a la tarea de reunirse con fines informativos sobre la Revocación de Mandato y también para organizarse para la recopilación de las firmas necesarias para que ésta se lleve a cabo.

Los Comités de Protagonistas del Cambio Verdadero desde el día primero se dieron a la tarea de organizarse para salir al encuentro ciudadano, del que será el evento más importante el año que entra, la ratificación del mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador con el que cerrará su administración con mayor legitimidad y fortaleza respecto lo que lo han hecho sus antecesores y su proyecto político tendrá una “victoria moral” sobre sus adversarios.

Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…