POR ARIEL VILCHIS

La Senadora Guadalupe Saldaña Cisneros, se ubicó en el cuadrante de la ultraderecha al brindarle sus amplias simpatías a Vox, el partido de ultraderecha español. Jamás se ruborizó por haberle hecho el “caldo gordo” al líder ultraderechista español Santiago Abascal.

Ahora también se siente muy cómoda en el eje michoacano que se apodera del PAN en Baja California Sur: Marko Cortés -Zamora de Hidalgo, Michoacán-, José Rigoberto Mares Aguilar -La Piedad de Cabadas, Michoacán- y la propia Lupita Saldaña -Puruándiro, Michoacán– un eje de ultraderecha que operará al partido albiazul en contra posición a los gobiernos municipales y estatales de MORENA.

Este eje michoacano mantendrá el control del PAN en la media península. Estarán sometidos estrictamente a los intereses del CEN de Marko Cortés y el grupo panista-yunkista que representa, entiéndase Ricardo Anaya, Santiago Creel, y el actual Gobernador Mauricio Kuri González de Querétaro.

Y en todo este entramado de intereses albiazules aparece el empresario Carlos Ramos Murillo, financista de la malograda campaña municipal de Lupita Saldaña. Este oportunista empresario, logró colocar dos regidurías; una en Los Cabos, en la persona de su hermana la Regidora Sarahi Ramos Murillo -municipio donde, por cierto, quedó debiendo obra pública bajo el mando de Arturo de la Rosa- y otra en Comondú, en la persona de su madre la Regidora Sonia Murillo Macías.

De tal suerte que este entramado de intereses políticos-empresariales-electoreros, tendrá ahora el control del partido y de nueva cuenta las bases militantes de panistas de tierra quedarán al margen de todas las decisiones.

Ya veremos si Maritza Muñoz Vargas puede vencer al eje michoacano de PANazis. Yo lo veo muy complicado, porque los grupos de poder internos parece que ya se alinearon con lo que dicte el CEN de Marko Cortés. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com