POR ARIEL VILCHIS

El Partido Acción Nacional, después de perder el poder en el pasado proceso electoral, se quedó sin brújula y ahora desde la oposición tiene la obligación de recomponer el rumbo que lo acerque a las causas sociales, abanderarlas y recuperar los espacios perdidos.

Sin embargo, tal pareciera que eso no sucederá y es que en la renovación de la dirigencia estatal del PAN, que se encuentra en desarrollo, hasta ahora es PAN CON LO MISMO.

Lo anterior salta a relucir porque una de las aspirantes a presidir la dirigencia del PAN  es la senadora de ultra derecha Guadalupe Saldaña.

Para un partido que en los últimos diez años mantuvo el poder político en la entidad y que ahora desde la oposición debe trabajar para para estar del lado de la gente, es una mala señal que Guadalupe Saldaña intente quedarse con la dirigencia.

Basta con recordar que el espacio que ocupa en el senado es de primera minoría, es decir, no ganó su elección y ya siendo senadora no fue suficiente la proyección que pueda dar el cargo, el trabajo legislativo, los recursos humanos y materiales, para ganar la alcaldía de Los Cabos en la que Saldaña Cisneros fue candidata en el proceso electoral pasado, la cual también perdió.

De tal forma que, de llegar a dirigir los destinos de Acción Nacional en el estado, el panismo tendría una dirigente que no sabe ganar elecciones, pero más preocupante sería el hecho de que no sabe hacer pueblo, no sabe llegar a la gente.

Con el lastre de la derrota guardada en su bolsa de marca costosa y alejada del pueblo, Guadalupe Saldaña pretende dirigir a Acción Nacional para regresarlo a un partido de élites donde el bien común solo sea para unos cuantos, donde los espacios plurinominales sean el objetivo de cada elección.

Acción Nacional con la derrota electoral perdió la brújula y en caso de llegar Guadalupe Saldaña a la dirigencia estatal sería PAN con lo mismo.

El panismo sudcaliforniano tiene opciones. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com