Con el objetivo de garantizar que los servicios del transporte público continúen brindando una atención de calidad para las y los usuarios, personal de la Coordinación de Transporte Municipal en Cabo San Lucas, mantienen los operativos de supervisión para que cumplan con las medidas de prevención y salud, a fin de evitar la alza en contagios por COVID-19.

Al respectó, el coordinador delegacional del Transporte Municipal Juventino Hernández Romero, explicó que cotidianamente se hacen inspecciones de vigilancia en el transporte público, ya sea para camiones urbanos o taxis o transportadoras, realizando una campaña para que no bajen la guardia y evitar incrementar  el número de contagios por COVID-19.

“El aforo permitido en el transporte es del 50% de su capacidad, sabemos por algunos reportes que muchos chóferes irresponsablemente suben a más pasajeros de lo permitido, y esa es la preocupación del Gobierno Municipal; por ello, la importancia de estar diariamente en los sitios de ascenso y descenso del transporte, verificando las medidas de sanidad, como lo son: respetar el aforo permitido, utilizar correctamente el cubrebocas para usuarios y chóferes, así como contar con gel antibacterial en cada unidad”, detalló Hernández Romero.

Para concluir, el servidor público dijo que hay un total de 15 inspectores, quienes realizan los operativos de vigilancia en el transporte público y privado; sin embargo, los sitios de mayor afluencia son en las paradas de la colonia Las Palmas, el Centro Comercial “Mega”, restaurante “Pollo de Oro” y “Soriana”.