• La medida solo aplicará en aquellos polígonos donde se identifique esta problemática

Ante las recientes lluvias registradas en Los Cabos, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) suspendió temporalmente la venta de alimentos en la vía pública solo en aquellas zonas donde se presentan derrames de aguas negras, para prevenir la incidencia de infecciones diarreicas agudas.

No es una medida generalizada para el municipio, sino que se aplica en los polígonos donde se registren vertimientos de drenaje como consecuencia de la crecida de agua que generó la lluvia, informó la titular de la dependencia, Blanca Pulido Medrano, al señalar que la convocatoria para todos los comerciantes es efectuar la cloración y limpieza de las banquetas donde laboran.

La funcionaria estatal dijo que al continuar las precipitaciones, los vendedores con puestos semifijos optaron en su mayoría por no instalarse, sin embargo personal de COEPRIS se mantiene en recorridos para constatar que quienes estén laborando lo hagan con apego a las medidas para reducir riesgos por Covid-19 y de higiene básica para no propiciar afecciones gastrointestinales.

Pulido Medrano agregó que al mantenerse Los Cabos en nivel 4 del Sistema de Alertas Sanitaria por Covid-19, los puestos semifijos que operan en ese municipio pueden laborar siempre y cuando atiendan las disposiciones para prevenir la transmisión de esta enfermedad respiratoria, pero ante la presencia de lluvias se añade la restricción de que no existan escurrimientos de aguas residuales en las inmediaciones.