POR ARIEL VILCHIS

La semana que inicia pondrá a prueba la conciencia social de los sudcalifornianos. Y es que al  tema de la alza en los contagios de coronavirus de los últimos días  y  la saturación de los servicios de salud se le suma la  posibilidad de impacto en nuestra entidad del primer huracán de la temporada.

Primeramente, en lo que concierne al manejo de la pandemia, las autoridades de salud se han puesto las pilas y trabajan de manera conjunta en los tres órdenes de gobierno para enfrentar el alza de contagios pero sobre todo con acciones para reconversión y expansión hospitalaria que garanticen la atención de las personas que así lo requieran. Es decir, más camas para una mayor atención de pacientes en Los Cabos y en La Paz que es donde se ha manifestado un mayor incremento.

Por lo que el exhorto de las autoridades a la población en general es que sigan los protocolos sanitarios básicos, el distanciamiento social y el uso correcto del cubre bocas para reducir la velocidad de propagación del virus. Un llamado al que se le ha sumado el gobernador electo Víctor Castro, quien desde sus redes sociales envió un mensaje a la población: “La mejor manera de contribuir a disminuir los contagios es que todas y todos acatemos las disposiciones que el Comité de Seguridad en Salud está dictando”.

En ese sentido, las autoridades están haciendo su trabajo y la pelota se encuentra en la cancha de los ciudadanos, en la conciencia social para evitar que esta tercera ola de contagios del coronavirus en Baja California Sur siga creciendo y, por el contrario, disminuya para evitar más defunciones así como volver a la apertura de las actividades económicas.   

Por otra parte, los habitantes de la media península también tendrán que enfrentar esta semana la posible llegada del primer huracán de la temporada. El  huracán “Enrique” ya dejó sentir su fuerza en el estado de Colima, donde con fuertes vientos y un oleaje intenso provocaron inundaciones y la caída de árboles, así como afectaciones en  ramadas y casas de playa.

Aun cuando se encuentra relativamente lejos, las autoridades en la materia han  iniciado con la etapa preventiva dando puntual seguimiento a su trayectoria y evolución, con el objetivo de actuar antes, durante y después, para atender a la población y evitar escenarios de riesgo.

Es en este punto donde vale la pena reflexionar si como sociedad estamos actuando con conciencia social y empatía. Es momento de asumir la responsabilidad ciudadana que nos corresponde. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com