Buró.jpeg

POR ARIEL VILCHIS

Al concluir la semana habrá finalizado la primera ronda de informes de los gobiernos municipales del estado. El próximo viernes en el municipio de Los Cabos la alcaldesa Armida Castro dará cuenta a los habitantes cabeños de lo realizado a lo largo de un primer año de arduo trabajo, de grandes retos, pero sobre todo  de cumplimiento de la palabra empeñada.

Más allá de las cifras y datos que presente la alcaldesa, hay que reconocer que Armida Castro ha asumido con gran compromiso su responsabilidad al frente de la comuna cabeña, gobernando de manera plural, sin colores partidistas. Logrando un protagonismo natural por su forma de hacer política cercana a la gente, conociendo de primera mano las demandas ciudadanas.

Siendo precisamente ese acercamiento con los ciudadanos lo que le permite a la presidenta municipal de Los Cabos romper con la forma tradicional de hacer gobierno en la esfera municipal; con el objetivo de  lograr un desempeño que lleve a su administración hacia el desarrollo local integral, donde la participación ciudadana sea cada vez mayor y se traduzca, al final de cuentas, en más beneficios para la población. De eso se trata, gobernar bien y para todos.

No es fácil,  sin duda, gobernar  un  municipio con grandes desigualdades, tan diverso y con profundas carencias. No basta la legitimidad de las urnas en los procesos electorales, se requiere de talento, de atributos políticos, de equipo institucional y ese balance también lo ha logrado la alcaldesa Armida Castro con sus funcionarios más cercanos, desde la Secretaría General con Rosa Delia Cota Montaño, la tesorería con Rigoberto Arce, Víctor Ortegón en Desarrollo Social o Fátima Miranda en Fomento Económico, por mencionar algunos de sus colaboradores.

De tal suerte que Armida Castro camina con paso firme al concluir su primer año de gobierno, augurando para el segundo la consolidación de políticas públicas que le den solidez a su administración y concreten paso a paso las promesas de campaña y compromisos adquiridos con los ciudadanos del municipio más poblado de la entidad. Donde diario se demandan servicios públicos, abasto de agua potable,  infraestructura, empleo y seguridad.

Al ser la primera mujer electa en gobernar el municipio de Los Cabos la responsabilidad es mucho mayor, el desafío es más grande,  pero por otro lado, la alcaldesa Armida Castro luce un traje de empoderamiento político que genera un liderazgo  y una inercia natural ante la sociedad, que  al interior de su partido morena en el futuro inmediato, podría verse reflejado en otra responsabilidad político electoral, pero esa será otra historia. Por lo pronto esta semana rinde su primer informe, ya veremos qué sucede. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com