SSA_COEPRIS01.jpg

  • Se tomó la determinación ante los vertimientos que generó la reciente lluvia

La Secretaría de Salud,  a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, COEPRIS, realiza acciones preventivas antes y después de alguna eventualidad meteorológica como tormentas, huracanes y lluvias moderadas e intensas, para proteger la salud de la población.

En este sentido, la institución determinó suspender la venta de alimentos en la vía pública, en aquellas zonas de la capital del estado donde persisten derrames de aguas negras como consecuencia de la lluvia que este siete de diciembre se registró en la capital del estado, informó la titular de la dependencia, Blanca Pulido Medrano.

La convocatoria para los dueños de establecimientos en áreas donde no hay vertimientos, es para que realicen limpieza perimetral de sus negocios, banquetas, calles y desinfección con agua y cloro, comentó la funcionaria estatal, al tiempo de recomendar a la población que prioricen la ingesta de comestibles en lugares higiénicos.

En caso de que los comercios que no respeten estas disposiciones, se procederá a la suspensión de actividades y sanciones correspondientes. Es necesario mencionar que estas actividades se repetirán posterior a una lluvia que provoque derrames de aguas negras.

Los ciudadanos que observen establecimientos con venta de alimentos que estén laborando en zonas con derrame de aguas negras, pueden presentar su reporte en el número telefónico 12 5 05 78.