morena.jpg
Como ciudadano y como Presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Morena en Baja California Sur, reitero un profundo rechazo a la sola posibilidad de que se instalen nuevos Casinos en nuestro Estado.
1. Personalmente sostengo como un acierto la prohibición de cualquier medio o centro “recreativo” que aliente la ludopatía, ponga en riesgo el patrimonio familiar y deriven en un problema de salud pública y social. Los estudios nacionales, internacionales y locales, realizados en 2013, de los que se derivó la reforma a los Artículos 14 y 148 de la Constitución Política del Estado de Baja California Sur, dejan manifiesto que estos centros presentados como desarrollos para el turismo, terminan instalados alrededor de las concentraciones poblacionales locales, no propician crecimiento económico, por el contrario, despojan a la población local de su patrimonio, permiten al mismo tiempo la fuga de capitales y el lavado de dinero. Terminan por convertirse en un problema de salud pública; además de la adicción al juego, derivan en depresión, alientan el alcoholismo y la drogadicción y finalmente en lugar de promover al destino turístico, terminan por convertirlos en destinos peligrosos.
2. Como Presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Morena, debo actuar con mesura y estricto respeto a la autonomía del poder legislativo y de  los argumentos que puedan proponer al respecto; sin embargo, es mi deber dejar muy claro que nuestro Movimiento bajo ningún motivo, razón o circunstancia, aprueba cualquier acción que atente contra la economía, la salud y la seguridad de la población. Consideramos que existen otros temas y acciones más urgentes  por desarrollar en nuestro Estado, como aquellas incluidas en el Proyecto Alternativo de Nación que sustenta el plan de acción de nuestro movimiento: Atacar las causas que generan la pobreza, la desigualdad y la violencia.
Por lo tanto, abrir cualquier oportunidad  que pueda ocasionar la facilidad para la instalación de más Casinos, sería un acto contrario a los principios ideológicos de Morena.
Finalmente, es importante mencionar a los legisladores de la coalición ” Juntos haremos historia” que no es la credibilidad y reputación personal la que se juega en cada decisión o propuesta tomada desde las curules, es la dignidad de miles de ciudadanos que caminaron, impulsaron y votaron por un Cambio Verdadero. Cualquier acción, poco analizada y al vapor, contraria a estos principios, es un atentado a la integridad de nuestro Movimiento.