Ciudad-de-La-Paz-carros-transporte.jpg
POR ARIEL VILCHIS

Sin duda es un reclamo ciudadano, sin duda es un tarea pendiente de las autoridades. Los tiempos actuales exigen la implementación de leyes y reglamentos con los cuales hacerle frente al gran reto de la movilidad en Baja California Sur.El modelo actual evidentemente está rebasado, se requiere de uso de tecnologías adecuadas, más y mejores unidades de transporte público y otros esquemas con los diferentes servicios de transporte privado. Para ello, el ejecutivo del estado Carlos Mendoza Davis envió al congreso, hace ya dos meses, una iniciativa de Ley de Movilidad para BCS.

Ahora la pelota esta de lado de la cancha del poder legislativo, particularmente en la comisión de Comunicaciones y  Transporte presidida por el diputado  del partido Encuentro Social Rigoberto Murillo, por la diputada sin partido Lorenia Montaño y la panista Elizabeth Rocha.

Los foros de consulta ciudadana llevados a cabo recientemente en Los Cabos, La paz y Loreto dejaron claro que Baja California Sur requiere resolver de manera inmediata el problema de la movilidad urbana, para ello deberán dejarse de lado compromisos personales o gremiales, porque en este tema, como en muchos otros, no se puede ser rehén de minorías que en unas cuantas manos conservan el monopolio del transporte público y privado.

De tal manera, que no podría entenderse una negativa a la aprobación de la ley de movilidad cuando es un reclamo social, un reclamo urgente de la sociedad  que pide mejores condiciones de transporte público.  No es sostenible  con ningún argumento dilatar la necesaria modernización del transporte de carga, el de pasajeros urbano y suburbano, así como el reconocimiento del uso de plataformas digitales.

La realidad rebasa por mucho lo que hasta ahora se vive en materia de transporte y movilidad en nuestra entidad, y por supuesto el problema se acentúa más en las grandes ciudades como La Paz y Los Cabos.

No es posible que en la actualidad, por poner un ejemplo, se cuente con unidades de transporte que representan un peligro para los usuarios, no se cuente con rutas adecuadas ni personal capacitado y solo son algunos aspectos en las carencias del transporte público. El problema es más de fondo  y requiere inmediata atención.

Como lo mencioné lineas arriba, la pelota está en la cancha del legislativo. Los diputados tendrán antes de concluir la semana la oportunidad de discutir el dictamen de la Comisión de Comunicaciones y Transportes respecto a la Ley de Movilidad para BCS enviada por el Ejecutivo.  No hay razón para que no sea aprobada, es un reclamo ciudadano. Es mi opinión, al tiempo…

Favor de enviar sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com