foto regidora.jpeg
El día 20 de noviembre del 2018, durante la TERCERA SESIÓN EXTRAORDINARIA DEL H HONORABLE CABILDO DE LA PAZ, voté EN CONTRA de presentar ante el Congreso del Estado la iniciativa de Ley de Hacienda para el Municipio de La Paz Baja California Sur, ya que, en el último proyecto de ley que fue enviado a los regidores y las regidoras del H. Ayuntamiento de La Paz, se contemplaron nuevas cargas tributarias a los ciudadanos. Un viejo y sabio refrán dice: “tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata”. Yo no seré partícipe de una decisión que se traduzca en sangrar más al pueblo, que de por sí ya tiene grandes cargas económicas por parte de los gobiernos estatal y federal.

Quiero aclarar que nunca me opondré a reducir impuestos y cobros a los paceños, como algunos pretenden hacer creer a la ciudadanía, pues en las propuestas realizadas el día de ayer durante la sesión se consideró disminuir el costo de espacios exclusivos a los taxistas en un 50%, pero ese fue el único cobro que se redujo, los demás se mantuvieron iguales o se aumentaron. En el supuesto de presentar una Ley de Hacienda que reduzca costos a la ciudadanía, contará con todo mi apoyo, pero si existe una propuesta que pretende aumentar aunque sea un solo peso a los bolsillos de las personas, buscaré el detenerla pues ese dinero no pertenece al gobierno, sino al ciudadano que trabajó por obtenerlo.
El Ayuntamiento tiene varias formas de ingresar dinero: impuestos, aprovechamientos, productos y derechos. En la Propuesta de Ley de Hacienda para el Municipio de La Paz, se hicieron ajustes y se crearon capítulos nuevos en derechos, productos y aprovechamientos. Si bien no se consideran IMPUESTOS según las definiciones académicas, son cargas económicas que tendrán que cubrir los ciudadanos en algún momento. Seré específica en los rubros que se aumentaron en comparación con la Ley de Hacienda vigente: en el rubro de recolección de basura comercial, se aumentaron los costos a todos los tipos de comercios y tamaños de locales, se aumentaron las tarifas de panteones, se incrementaron las tarifas por horas extras de venta de bebidas alcohólicas, se sumaron 32 multas en tránsito municipal, se crearon nuevos cobros en los servicios de bomberos, contraloría y protección civil. Al hacer el comparativo en esos rubros específicos, es notorio el incremento ya sea en las tarifas o en las aportaciones.
Mi compromiso con los militantes se resume en tres afirmaciones que sustentan todo mi actuar, pues la coherencia que llevamos en el nombre del partido que represento se debe de concretar con actos que den vida a nuestros principios básicos. Esos tres principios básicos son: respeto irrestricto a la vida humana, respeto irrestricto a las libertades individuales y respeto irrestricto a la propiedad privada de los individuos. Sé que los gobiernos exitosos basan sus leyes y políticas públicas en éstos tres principios fundamentales, ya que toda sociedad, todo colectivo, se conforma de individuos, y como nos dijo Ayn Rand “La minoría más pequeña del mundo es el individuo”; por lo tanto, si pretendemos aprobar una Ley de Hacienda para el Municipio de La Paz, debemos partir del respeto irrestricto a la propiedad privada de los individuos y procurar no violentar más su bolsillo, siendo conscientes de que el origen del “dinero público” es el trabajo y el esfuerzo de cada uno de los ciudadanos, pues esa propiedad privada nace del trabajo físico e intelectual del individuo y de las interacciones con cientos o miles de otras personas gracias al comercio, algo que nunca habrá mente capaz de regular.
Antes de pensar en incrementar cobros en cualquier concepto, ya sean derechos, impuestos, aprovechamientos o productos, debemos administrar de forma correcta y transparente lo que tenemos como municipio, pues eso enviará un mensaje positivo a la ciudadanía y generará confianza, abriendo las puertas para que más paceños quieran aportar a su Ayuntamiento.
“Con Coherencia Hacia la Libertad”
C. ALICIA ARVIZU HIGUERA
XI REGIDORA DEL H. XVI AYUNTAMIENTO DE LA PAZ