La Sección 3 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), pidió que en el caso de los profesores acusados por presunto abuso sexual y violencia, haya un seguimiento justo y apegado a derecho.

El secretario general de ese gremio en la entidad, Elmuth Castillo Sandoval, manifestó que el sindicato a su cargo está para defender los derechos de los trabajadores, pero siempre estará por encima la seguridad de los alumnos.

Recordó que en estos casos, existe un protocolo ya establecido conjuntamente con las autoridades educativas, para que ante la primera denuncia, el maestro sea separado del cargo por su propia seguridad, pero también la de las posibles víctimas en el aula.

Comentó que por lo pronto, como representación sindical, dan seguimiento a estos procesos, y de comprobarse el delito, se le suspenden sus derechos; es decir, se le inhabilitaría para ejercer la profesión, independientemente de la sanción que impongan las autoridades judiciales.

Recientemente la secretaria de Educación Pública, Alicia Meza Osuna, dio a conocer que en lo que va del año, se han presentado 22 denuncias en contra de trabajadores de la educación, por presunto abuso sexual o por ejercer violencia hacia los alumnos.

Además, se tiene el caso del profesor de Todos Santos, Daniel Adrián “N”, quien hace unos días fue vinculado a proceso por presunto abuso sexual en contra de una alumna de la secundaria Educadores de Baja California.

Elmuth Castillo, insistió en que cada una de las Carpetas de Investigación que se han abierto, deben ser atendidas conforme a derecho por parte de las autoridades correspondientes, por lo que el organismo sindical que representa, estará vigilante de que así sea. (Por: Arturo Nieves).