• La prestación de estos servicios ha tenido continuidad en las unidades médicas estatales durante este año

Como parte de los programas que coordina para favorecer el sano crecimiento de las nuevas generaciones, en especial de quienes viven en condiciones de mayor vulnerabilidad, el Gobierno de Baja California Sur, a través de la Secretaría de Salud realizó más de seis mil tamizajes, tanto metabólicos como auditivos, a niñas y niños que nacieron durante 2022 en hospitales estatales. 

Estos tamizajes consisten en pruebas que se efectúan a las y los pequeños para identificar padecimientos congénitos que deben atenderse con toda oportunidad para evitar secuelas que reduzcan su expectativa o calidad de vida, indicó la titular de la dependencia estatal, Zazil Flores Aldape al establecer que estos servicios son otorgados en nosocomios estatales y en centros de salud urbanos a las y los recién nacidos cuyos padres carecen de toda seguridad social.

Para el caso del estudio metabólico se toma una muestra de sangre del talón del bebé en sus primeros cinco días de nacido, a fin de identificar enfermedades como el hipotiroidismo congénito, galactosemia, fenilcetonuria, hiperplasia suprarrenal congénita y deficiencia de biotinidasa que de no ser identificadas y tratadas con toda puntualidad pueden ocasionar retraso mental o decesos, dijo la pediatra.

En el tamizaje auditivo, que es indoloro y que debe efectuarse en los primeros tres meses de vida, se coloca un dispositivo de emisiones otoacústicas en el oído del bebé para valorar su respuesta al sonido, de tal manera que, ante un diagnóstico de hipoacusia o sordera, el médico audiólogo determine si el menor es candidato para usar auxiliares auditivos o bien defina la terapia a seguir para desarrollar el lenguaje. Flores Aldape puntualizó que con estos servicios estatales de salud se responde a una de las metas que persigue el Día Mundial de los Defectos de Nacimiento, conmemorado cada tres de marzo, que es implementar y fortalecer programas de vigilancia y seguimiento de anomalías funcionales en las y los recién nacidos, para brindarles intervenciones que mejoren sus condiciones de bienestar