• En visitas a tiendas de autoservicios y panaderías también se constató el uso obligatorio de cubrebocas

Como parte de las acciones que lleva a cabo para preservar la salud de las y los sudcalifornianos, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) llevó a cabo un operativo en tiendas de autoservicio y panaderías para constatar la preparación y conservación higiénica de rosca de reyes, al ser un alimento que registra un alto consumo en este periodo del año. 

Estas verificaciones que se hicieron en establecimientos de los cinco municipios fueron también ocasión para corroborar el uso obligatorio del cubrebocas en espacios cerrados, en atención al acuerdo que en diciembre pasado tomó el Comité Estatal para la Seguridad en Salud a fin de reducir riesgos de infecciones respiratorias para personas vulnerables, dijo el titular de la dependencia, José Manuel Larumbe Pineda.

El médico comentó que en este acercamiento se enfatizó a las y los responsables de tiendas y comercios que además de ser una medida para fortalecer la prevención de enfermedades respiratorias, la adecuada utilización de la mascarilla es también una condición obligatoria para las y los preparadores y manejadores de alimentos conforme lo establece la Norma Oficial Mexicana que regula las prácticas de higiene y sanidad para el proceso de alimentos, bebidas no alcohólicas y alcohólicas.

En estas visitas que se desarrollaron con un enfoque de fomento sanitario, se sensibilizó a las y los administradores o gerentes de establecimientos sobre la importancia de seguir contando con dispensadores de gel alcoholizado al 70 por ciento, para que tanto su personal como los usuarios puedan desinfectar con frecuencia sus manos, al ser esta otra de las recomendaciones sanitarias para evitar la incidencia de padecimientos respiratorios y gastrointestinales, abundó.

Son acciones que la COEPRIS efectúa de manera constante para propiciar una mayor participación tanto de los sectores productivos como sociales en aquellas estrategias que son implementadas en Baja California Sur para reducir la transmisión de patógenos que pueden tener manifestaciones de mayor severidad en personas cuyo sistema inmunológico esté debilitado por diferentes causas, finalizó Larumbe Pineda.