• Mediante la instalación de un sistema de radio-telemetría en la bahía de La Paz

Para conocer las rutas y patrones migratorios de aves playeras, insectos y murciélagos, la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), a través del Laboratorio de Aves, colabora en un proyecto con la Red Motus, iniciativa internacional de colaboración donde científicos y conservacionistas instalan estaciones que pueden rastrear de manera automática el movimiento de las aves.

Además de conocer aquellos sitios prioritarios, el sistema facilita la toma de datos sobre organismos, a fin de orientar acciones de conservación encaminadas a preservar los sitios claves para que los movimientos migratorios se realicen de forma exitosa.

Producto de esta colaboración, fue establecida la primera antena Motus en la Ensenada de La Paz, con ubicación en la Universidad Internacional de La Paz (UNIPAZ), el cual es un sistema de teledetección automatizada que detecta  y registra la presencia de aves e identifica qué especie es y de qué individuo se trata.

Así lo dio a conocer el Dr. Víctor Ayala Pérez, profesor-investigador del Departamento Académico de Ciencias Marinas y Costeras de la UABCS y Becario del Programa de Soluciones Costeras del Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell, Nueva York.

Dijo que las estaciones son colocadas en lugares estratégicos, particularmente aquellos que utilizan las especies de interés. Una vez en operación, son funcionales a un radio de hasta 20 km en áreas abiertas, aunque puede disminuir en función a la topografía o a la presencia de obstáculos de la zona.

Posteriormente se coloca un transmisor en el ave, que decodifica sus características, y una vez que pasa cerca del rango de detección, es registrada por la antena, detalló el catedrático universitario.

Además de la UABCS y la propia UNIPAZ, la instalación del dispositivo fue posible gracias a la vinculación con Pronatura Noroeste y el Programa de Soluciones Costeras de la Universidad de Cornell.

El profesor investigador refirió que  la antena se suma a las otras 17 que han sido colocadas en 11 diferentes humedales costeros del noroeste de México. También a la red distribuida en el continente americano.

Todo ello, como parte de la Estrategia Internacional de Conservación de Aves Playeras de la ruta del Pacífico de las Américas y al esfuerzo regional por cubrir la mayor cantidad de humedales del noroeste de México, la región más importante para las aves playeras en nuestro país.

“Como Máxima Casa de Estudios de Sudcalifornia nos estamos vinculando con otros grupos de trabajo para generar información valiosa en términos de investigación, que sirva para la conservación de las especies”, puntualizó el Dr. Ayala Pérez.