• Es un paciente masculino de 53 años que cursa una forma leve de la enfermedad en aislamiento domiciliario

El laboratorio regional de procesamiento confirmó un caso por viruela símica en Baja California Sur tras analizar la muestra de un paciente con sintomatología relacionada con esta enfermedad, que la Secretaría de Salud de la entidad remitió en días pasados. Se trata de un paciente masculino de 53 años de edad, residente del municipio de La Paz, quien cursa una forma leve de la enfermedad en aislamiento domiciliario.

La identificación del paciente se logró como resultado de la vigilancia epidemiológica que el sector salud de BCS reforzó desde mayo pasado, cuando el Gobierno de México emitió el primer aviso para el seguimiento oportuno de este padecimiento viral que, además de mostrar señales de alerta como fiebre, dolor de cabeza y muscular e inflamación de ganglios linfáticos, suele manifestarse con erupciones cutáneas en forma de ampollas, estableció la titular del ramo, Zazil Flores Aldape.

La persona fue muestreada el 7 de noviembre por la presencia de datos asociados a esta infección. Desde ese momento el ciudadano fue canalizado al resguardo domiciliario con monitoreo diario para valorar su evolución, que es favorable hasta el momento, comentó la médica, al señalar que recién se recibió el resultado positivo de la prueba por reacción en cadena de la polimerasa que fue practicada por el Laboratorio Estatal de Salud Pública (LESP) de Jalisco.

El seguimiento se lleva a cabo con apego a la guía para el manejo clínico de los casos de viruela símica en México, elaborado por la instancia central, que solo permite el acceso al paciente para   personas que son esenciales para su cuidado y bienestar con el uso de equipo de protección personal y con la aplicación puntual de protocolos preventivos, comentó Flores Aldape al señalar que el personal de epidemiología lleva a cabo el seguimiento de contactos para establecer cercos sanitarios.

Hasta el momento no existe tratamiento específico para la infección y el manejo del paciente está enfocado en aliviar los síntomas. La evolución de la enfermedad puede ser de 6 a 13 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días; un paciente puede darse de alta hasta que todas las lesiones se hayan resuelto, las costras se hayan caído y se haya formado una nueva capa de piel intacta), abundó Flores Aldape al convocar a las personas que tengan presencia de erupciones, granitos o ampollas en rostro y cuerpo para que acudan a la consulta médica a la brevedad.