Durante los trabajos de la Décima Quinta Sesión Ordinaria de Cabildo, el Regidor Abimael Ibarra Abúndez, presentó la iniciativa para que la plaza cívica central del Palacio Municipal llevara el nombre de “Plaza de los Derechos Humanos Silvestre de La Toba Camacho” en el marco del 5to. Aniversario luctuoso de quien fuera presidente de la Comisión de los Derechos Humanos en Baja California Sur, un 20 de noviembre del año 2017 cuando viajaba en su automóvil junto a su familia, fueron atacados y asesinados a tiros él y su hijo Fernando Silvestre de 19 años; mientras que su esposa Silvia Lucero Castro y su hija Silvia Mariam, resultaron gravemente heridas. Por primera vez en la historia, un ombudsman fue asesinado en México. El homicidio de Silvestre de la Toba Camacho, fue el primero en su tipo, un hecho muy doloroso para toda la sociedad sudcaliforniana.

“Es nuestro deseo de honrar la memoria de quien fuera regidor del XI H. Ayuntamiento de La Paz, quien presidió de la H. Comisión Edilicia de Asentamientos Humanos, Obras Públicas y Registro Público de la Propiedad y el Comercio y de la H. Comisión edilicia de Nomenclaturas y Numeración; quien fuera también Diputado Local en la XII Legislatura del Congreso del Estado, Y por último Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California Sur,  para después morir asesinado.

“Evocar su memoria, es una oportunidad para mostrar que nos dejó una herencia luminosa de vida al servicio público, nos mostró siempre que la gentileza no está reñida con el profesionalismo, que la honestidad no es un bien que pueda obviar el conocimiento y las habilidades técnicas; dejó una gran lección, que fue lo honroso que puede ser la función pública, cuando se asume con responsabilidad, compromiso y sin agendas personales. Su legado resulta especialmente pertinente en el contexto actual en el que existen funcionarios que saben hacer su trabajo y que merecen reconocimiento más allá de lealtades políticas, justamente porque solo dependen de su conciencia y de sus buenas costumbres.” Así lo dijo el Regidor Abimael Ibarra Abúndez en su exposición ante cabildo.

La propuesta se envió a las comisiones de Derechos Humanos y Nomenclaturas para su dictaminación, a la brevedad. El único caso de esta naturaleza no puede quedar en el olvido, es nuestra obligación, conmemorarlo cada 10 de diciembre, que es el día de los Derechos Humanos. Por lo que también solicitó el regidor Abimael Ibarra que se colocara una placa en memoria del primer y único ombudsman caído en la lucha por los derechos de los más desprotegidos.