• En la ceremonia de conmemoración y reconocimiento a la figura de Dionisia Villarino Espinoza, el legislador ponderó el legado que dejó la gran mujer sudcaliforniana
  • Se desarrolló por primera vez un homenaje a la caudilla de la Revolución Mexicana, en su tumba que fue restaurada por parte del legislador local

La figura de Dionisia Villarino es, por un lado, el aporte que de manera silenciosa ya ha hecho la mujer sudcaliforniana a través de la historia, y por otro, la decisión con que las sudcalifornianas de hoy enriquecen la vida pública, económica y social de Baja California Sur, reconoció el Diputado local Eduardo Van Wormer Castro, en la ceremonia de conmemoración y reconocimiento a la figura de Dionisia Villarino Espinoza.

Este acto de homenaje se desarrolló por primera vez en la tumba de la revolucionaria oriunda de Todos Santos, la cual fue restaurada por parte del legislador local; ahí expuso que la figura de Dionisia Villarino se ha mantenido viva en la memoria de la tierra que la vio nacer, y de todo Baja California Sur, ya que representa, el aporte que ella y muchísimas mujeres más han aportado al desarrollo de la entidad, y en la figura de nuestra homenajeada también se advierte la lucha y los ideales de la mujer de hoy, que reclama con justicia un espacio protagónico  en la vida estatal.

“Sabemos perfectamente que existen personas que no concuerdan del todo con el reconocimiento que se le brinda hoy en día a Doña Dionisia, que si sus actividades fueron o no de gran relevancia, que si hay otros personajes que hicieron más; más allá de la opinión subjetiva, de la incapacidad  de arrojar luz sobre los claroscuros de la historia que a veces nos impiden ver con claridad y precisión los hechos, la realidad es que la figura de Villarino, quien este año conmemoró su 65 aniversario luctuoso, a más de medio siglo de su fallecimiento se mantiene presente en la memoria de sus paisanos, de su pueblo Todos Santos, y más allá de eso, está siendo una historia de vida que revela y a través de la cual se reconoce y celebra la presencia de la mujer en la vida del estado”, puntualizó.

Eduardo Van Wormer señaló que la historia de Doña Dionisia revela, el desdén y a veces hasta el prejuicio al que la mujer ha tenido que sobreponerse para exigir su lugar, si todavía esas ideas desafortunadas respecto del papel de la mujer rondan nuestra sociedad, imaginemos entonces, a principios del siglo pasado las condiciones en que una mujer, viuda, con hijos y convicciones políticas muy sólidas, tenía que afrontar para poder desarrollarse en los diversos ámbitos de su vida personal.

“Esposa, madre, militante activa a favor de la Revolución, partícipe en la vida política y social de su comunidad, Villarino Espinoza, estoy convencido, representa a la mujer que Baja California Sur quiere y necesita: decidida, independiente, fuerte y comprometida con las mejores causas de nuestra tierra y de su gente”, destacó el legislador.

Para concluir, dijo que con esta modesta ceremonia se pretende que no se olvide el nombre de ninguno de ellas, queremos que su ejemplo se mantenga vivo en las siguientes generaciones, porque queremos que Todos Santos nos siga dando grandes hombres y mujeres como los que ya ha dado al estado, pero sobre todo, queremos que Todos Santos nos de muchas mujeres más con el espíritu y la entereza de Dionisia Villarino para Baja California Sur.

Al termino del homenaje el legislador acompañado de la presea de este año visitó la exposición de las ganadoras de la medalla que se instala actualmente en el Centro Cultural Nestor Agúndez.