• Mediante acciones de equipamiento y rehabilitación de escuelas de los cinco municipios de la entidad

Con la intención de habilitar espacios para el regreso seguro a clases, después del confinamiento por la pandemia de covid-19, durante el primer año de gestión del gobernador, Víctor Castro Cosío se hicieron obras de mejora, en   los 587 edificios que representan el 100 por ciento de los centros escolares de nivel básico de la entidad, aplicando una inversión de  más de 60 millones de pesos, informó Pablo Cota Núñez, director del Instituto Sudcaliforniano de la Infraestructura Física Educativa (ISIFE).

El funcionario apuntó que, a fin de cumplir con las medidas de higiene y salud para que los estudiantes retornaran a las aulas, la actual administración promovió las medidas necesarias para la reanudación de actividades escolares, como cambio de red eléctrica, instalación de lava manos portátiles, construcción de 70 cisternas, entre otras.

Expresó que, de acuerdo con el Plan Estatal de Desarrollo todos los trabajos realizados tienen el objetivo de equipar y rehabilitar las aulas, para que las niñas, niños, adolescentes y jóvenes reciban enseñanzas en lugares dignos y seguros. Asimismo, mencionó que actualmente se lleva a cabo una línea de acción trazada hacia la inclusión.

En ese sentido, Cota Núñez dijo que se han construido rampas de acceso para estudiantes en silla de ruedas, sanitarios y lava manos flexibles que facilitan las necesidades básicas de cada alumna y alumno.