Con el fin de determinar de manera objetiva el daño cerebral como efecto de una agresión a través del informe neuropsicológico forense, 15 psicólogas del Centro de Justicia para las Mujeres se capacitan del 17 al 21 de octubre.

La tarea de la neuropsicología forense, consiste en la valoración de las consecuencias de una agresión a efectos de ayudar a resolver el problema legal que se ilustra en un proceso judicial. La evaluación es altamente específica, como en cualquier ciencia forense, expresó Frida Salgado Estrada, coordinadora general del CJM.

Durante la capacitación, impartida por la docente Raquel Barrón Espinoza, aprenden cómo se elabora y estructura un informe neuropsicológico, cuáles son los requisitos que hay que aplicar, y adquirir estrategias para su ratificación oral en un juicio.  

Derivado de esta capacitación, las psicólogas podrán informar a un juez, desconocedor de este campo profesional, las secuelas conductuales, emocionales y cognitivas, derivadas de haber sido víctimas de un hecho delictivo, para poder determinar una sanción más justa, finalizó Salgado Estrada.