POR ARIEL VILCHIS 

Sin duda el impacto de los fenómenos meteorológicos en la entidad representa todo un reto para las autoridades de todos los niveles de gobierno.  Hemos sido testigos en el pasado del efecto devastador que representa no estar preparados para ello o que algún fenómeno meteorológico llegue la entidad de manera sorpresiva, el recuerdo del huracán Odile aún se conserva fresco en la memoria de los sudcalifornianos. 

Los Cabos, por su posición geográfica, suele ser el municipio más afectado por los ciclones, sin embargo en esta ocasión fue Mulegé el municipio que vivió en días pasados las mayores afectaciones a causa  de la tormenta tropical Javier: la suspensión del servicio de agua potable, energía eléctrica y el corte carretero en algunos tramos  de la carretera transpeninsular fueron consecuencia de las fuertes lluvias.

Es aquí donde cabe destacar el apoyo del alcalde de Los Cabos, Oscar Leggs Castro, quien reiteró su solidaridad con el pueblo mulegino ordenando la apertura de dos centros de acopio que recabarán ropa, alimentos y cobijas para la gente que sufrió alguna afectación. Además, para  la reconstrucción de la Heroica Mulegé, el alcalde enviará al norte del estado dos retroexcavadoras, dos motoconformadoras y dos camiones de volteo, que serán sumados a las labores de limpieza.

Hermandad y solidaridad muestra el alcalde cabeño con los habitantes de Mulegé, pero también responsabilidad  para la gente de Los Cabos ya que, de manera oportuna, para enfrentar los efectos de la tormenta Javier todo el equipo del ayuntamiento se activó y la respuesta no pudo ser mejor al instalarse albergues para la población que lo necesitara; se suspendieron clases de manera oportuna; la Dirección de seguridad pública implementó un plan de acción y servicios públicos estuvo atento al desasolve de calles y avenidas de Los Cabos. 

De tal manera que, ante el impacto de fenómenos meteorológicos, el municipio cabeño que encabeza Oscar Leggs da muestras de estar organizado y atento, actúa con responsabilidad para salvaguardar la seguridad de los habitantes de Los Cabos y es Solidario con quien más lo necesita, como es el caso del municipio de Mulegé. 

Ahí viene la tormenta tropical Kay, ya veremos qué sucede.  Es mi opinión…