• El mosquito del dengue se reproduce en lugares donde se estanca el agua  

La colaboración de las y los ciudadanos en la eliminación de criaderos artificiales del mosco transmisor de dengue, zika y chikungunya es clave para reducir la incidencia de estas enfermedades, de ahí que la Secretaría de Salud en la entidad convoque a la población en general a fortalecer las acciones de saneamiento básico en su entorno, tras las recientes lluvias registradas en diversas localidades del Estado.

Recordemos que las precipitaciones pluviales favorecen encharcamientos que sirven de criaderos artificiales para estos insectos, por eso la importancia de que la población mantenga sus patios, jardines y azoteas limpios, para inhibir la presencia del zancudo, indicó el coordinador Estatal de Prevención y Control de Enfermedades de la institución, Samuel Ritchie Espinoza.

Una de las principales acciones a seguir para eliminar criaderos del mosco Aedes aegypti, cuya picadura puede transmitir el dengue, Zika y chikungunya al ser humano, es aplicar en sus hogares la estrategia “Lava, tapa, voltea y tira”, que consiste en tirar aquellos objetos que no sirven y que pueden acumular líquidos; lavar y tapar recipientes que se utilizan para guardar el agua, como tinacos y piletas, así como voltear cubetas, botellas u otros objetos donde se haya estancado agua de lluvia, destacó.

Por su parte, personal del programa de Vectores realiza recorridos en colonias donde se tiene identificada una mayor actividad del mosco transmisor de estas enfermedades, en donde, con la autorización de los ciudadanos, ingresan a los patios de las viviendas para aplicar larvicida en depósitos utilizados para almacenar agua de uso diario, al tiempo en que ayudan en la eliminación de encharcamientos que sirven de criaderos artificiales para el zancudo, indicó.

Los trabajadores de estas brigadas acuden debidamente uniformados y con identificación oficial, además de que utilizan equipo de protección personal para dar confianza a las y los vecinos, comentó el funcionario, al puntualizar el llamado a la población para que con su participación fortalezcan estas acciones preventivas, bajo la premisa de que sin criaderos no hay larvas, sin larvas no hay mosquito y sin mosquitos no hay dengue.