Por Laura Mendoza

El presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento del Congreso de la Unión, Diputado Federal Rubén Muñoz Álvarez, informó que en estos 9 meses de trabajo los diputados de las distintas fracciones parlamentarias se han enfocado en atender una de las mayores problemáticas que tiene hoy en día nuestro país: el problema del desabasto de agua potable.

El legislador expuso que entre los principales factores que influyen en esta cuestión se encuentra la demográfía del país, puesto que al inicio del año 2022 la población en Mexico fue de 126millones 6mil habitantes, y cada año la población aumenta un promedio de 840mil habitantes, lo que lo convierte en un tema de seguridad nacional tan importante como la seguridad alimentaria.

Según estudios diagnósticos realizados dentro de la cámara de diputados, se ha reconocido que se cuenta con un grave problema en cuanto a cobertura en todo el territorio nacional. Más del 14% de la población nacional no cuenta con una red de agua potable en distintas regiones del país, incluyendo además la contaminación en las fuentes hidrológicas mexicanas, lo que coloca al país en el primer lugar de en contaminación del agua en toda américa latina.

Otro de los factores mencionados por Rubén Muñoz es el de la inversión en infraestructura, de lo cual destacó que este fue el primer año en que el Congreso de la Unión destinó casi 10 mil millones de pesos adicionales al presupuesto de la Comisión Nacional del Agua, con lo cual incrementó a casi 34 mil 700 millones de pesos. Sin embargo, Rubén Muñoz explicó que para frenar y resolver la problemática del agua sería necesario invertir 75 mil millones de pesos anuales, es decir, poco más del doble de lo que se invierte actualmente aún con el aumento.

De los 31 estados del país, hay 17 entidades con estrés hídrico y 5 con un problema mucho más agudo entre los que se encuentran Nuevo León, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua y Baja California; lo cual resulta paradógico tomando en cuenta que los estados del sur del países cuentan con un excedente de recurso.

Es por esto que una de las soluciones que plantea el legislador es la de invertir en un acueducto nacional que lleve agua del sur al norte del país. Aunado a otras medidas contempladas desde el Congreso de la Unión como lo es la legislación de una nueva ley de aguas que garantice la cobertura con una dotación mínima por habitante, que contemple el aprovechamiento de las aguas residuales y revise la situación de las concesiones para fines agrícolas.