Entre las muchas lecturas políticas que dejó el pasado proceso electoral hay una que sobresalta por las implicaciones hacia el futuro y tiene que ver con echar las campanas al vuelo con  proyecciones, estrategias y  aspiraciones adelantadas.

No tiene que ver con el gran triunfo de Morena y aliados y la suma de más estados gobernados por el proyecto transformador de la 4T. Ni tampoco con el descalabro sufrido por el tricolor, que los pone al borde de la extinción.

La atención está puesta en el partido Movimiento Ciudadano del cual se esperaba mucho más en el proceso electoral que se vivió en 6 estados de la república. Sin embargo, lo cierto es que el MC no hizo ruido y en muchos de esos estados ni siquiera figuró.

La verdad es que no todo lo que brilla es oro y el movimiento ciudadano de Dante Delgado está lejos de ser una joya que se pueda colocar en una corona de peso nacional, si bien es cierto que gobiernan en Nuevo León y Jalisco, están muy lejos de tener una presencia real en el resto del país y los números hablan por sí solos.

 En Aguascalientes, apenas el 6.05% de electores votaron por él, ni para sumarlo a una alianza. En Durango, su candidata tuvo 4.49% de votos, de 53.8 del puntero. En Hidalgo, su cantante, Francisco Javier Berganza, apenas arañó el 3% del puntero que llegó a 61.5. En Oaxaca, el 3.3. En Quintana Roo fue donde mejor le fue con el 13. 1- ¡Para llorar!- y en Tamaulipas, con su candidato Arturo Diez, apenas el 3.1.

Dante Delgado quiere asustar con el petate del muerto diciendo que ellos, Movimiento Ciudadano, puede ser la opción para competir en el futuro contra Morena desplazando a los partidos de oposición; incluso ha declarado que irán solos en un desdén propio de una gran soberbia.

Sin embargo, con esos resultados parecieran acercarse a un rotundo fracaso del movimiento naranja, contrario a la imagen de un partido que se vende como opción. Hasta el momento, el mismo Dante Delgado ha manifestado que no se suma a la alianza conformada por el PAN, PRI y PRD pues piensa que solos pueden alcanzar gubernaturas como la del estado de Veracruz (Dante sueña con ello) nada más alejado de la realidad.

Aquí en nuestro estado el MC no existe, es solo un esbozo de un partido cuya conformación se ha nutrido de lo que otras fuerzas políticas no quieren, así que, aun cuando ondeen la bandera de un proyecto ganador vendiendo la ilusión de un Luis Donaldo Colosio candidato, el futuro para el MC no se ve tan claro. Al menos no como Dante Delgado -y uno que otro despistado- lo sueña.

Es mi opinión, al tiempo…

Colaboración de Ariel Vilchis