POR ARIEL VILCHIS

La violencia contra las mujeres en México ha mostrado su verdadero rostro  después de la parálisis que representó la pandemia. Un panorama poco alentador descubre que mujeres, niñas y adolescentes siguen siendo violentadas, asesinadas y acosadas en espacios públicos o privados.

En el año 2021 se rompió en el país el máximo histórico en delitos de violación al acumular 21,188 denuncias, que es 28% más que en 2020 (16,544). El 86% del territorio nacional está bajo alerta por violencia feminicida y desaparición de mujeres y niñas; solo en 2021, la Secretaría de Gobernación (Segob) emitió seis Alertas de Violencia de Género (AVG) en estados y municipios, con lo que suman a nivel nacional 25 mecanismos en 22 estados.

Aquí en Baja California Sur ha causado una gran indignación el conocimiento de un caso de acoso y abuso al hacerse pública la denuncia de una menor, quien acusó al prefecto de un plantel educativo de acoso sexual. Y aunque los hechos no son recientes, pues ocurrieron hace dos años,  el regreso a clases presenciales enfrentó nuevamente a la víctima con su presunto agresor ya que continuaba laborando en el mismo plantel educativo.

Al hacerse público el caso de la secundaria número 20 ubicada en la colonia Camino Real de la capital del estado, las autoridades de educación separaron al prefecto de su cargo y lo reubicaron. Sin embargo, las investigaciones continuaron y el pasado fin de semana derivaron en la detención del presunto agresor por los hechos ocurridos en el centro educativo.

La aprehensión en su contra se obtuvo como resultado de la integración de la carpeta de investigación a cargo de personal de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas de Delitos Contra la Libertad sexual y la Familia, proceso que inició este 2022 derivado de la denuncia interpuesta por la víctima.

De esta manera, el presunto agresor deberá enfrentar el proceso en su contra y lo que la sociedad espera es que se haga justicia.

El gobierno que encabeza el Prof. Víctor Castro ha reiterado más de una vez que las denuncias de violencia de género deben acelerarse para que la impartición de justicia sea pronta y expedita, ya que su administración está a favor de los derechos de las mujeres. Con la atención a este caso en particular, queda claro que en materia de impartición de justicia su gobierno no es omiso ni se es cómplice de nadie.

Por lo pronto, la percepción de inseguridad sigue siendo mayor en mujeres (78.8%) que en hombres (72%), según el INEGI. A nivel nacional, los casos de violencia contra las mujeres van en aumento, algo que en Baja California Sur no se debe permitir.

Ya veremos qué sucede, es mi opinión al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com