Para fortalecer los conocimientos y valores en estudiantes del nivel superior en materia de seguridad, la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), celebró la conferencia magistral  titulada “Cultura de Seguridad Nacional”.

            A cargo del Gral. de Bgda. José Joaquín Jiménez Cueto, Comandante de la 3/A Zona Militar, la ponencia giró en torno a la conceptualización y particularidades que permiten distinguir aquellas acciones que se realizan en materia de seguridad nacional y de otro orden.

            En un primer momento, el rector de la UABCS, Dr. Dante Salgado González, tomó la palabra para agradecer a la SEDENA y en especial al general Jiménez Cueto por compartir sus reflexiones con la comunidad universitaria.

            Aseguró que para el estudiantado y personal docente se vuelve muy relevante tender puentes de comunicación con una instancia tan reconocida, que lleva a cabo una serie de actividades relacionadas con la cultura de paz, más allá de las funciones que históricamente le corresponderían por su naturaleza.   

Mencionó que la UABCS, siendo el albergue más importante en la entidad, tiene una relación de años con el ejército mexicano colaborando en el plan DN-3, “aunque también es importante estrechar lazos en la parte de divulgación y difusión cultural, para que nuestra población entienda mejor las acciones que llevan a cabo dentro del ejército”, subrayó, el rector.

Al comenzar con su disertación, el ponente habló sobre el marco jurídico en México, aludiendo que hace gala de diversos ordenamientos legales para fundamentar la actuación de las instituciones y organismos encargados de la seguridad nacional.

Entre ellos, nombró a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley de Seguridad Nacional, el Código Penal Federal, el Reglamento Interior de las Oficinas de la Presidencia y el Reglamento para la Coordinación de Acciones Ejecutivas en Materia de Seguridad Nacional.

Referente al término de seguridad, dijo que muchas veces, por desconocimiento,  se limita a aspectos del ámbito público, cuando en realidad existen otros como la seguridad jurídica, social, ciudadana, interior, por mencionar algunos.

Al hablar de seguridad nacional, se debe entender como la capacidad del Estado para garantizar la integridad, sustentabilidad y fortalecimiento de su soberanía nacional y régimen democrático, permitiendo que haya bienestar y seguridad en la población, además de salvaguardar los intereses nacionales.

Aunque explicó que existen obstáculos que impiden o limitan estas aspiraciones e intereses y objetivos nacionales, a los cuales definió como “antagonismos”, que pueden ser patrocinados, ya sea por otro poder nacional o por agentes no estatales, o bien por fenómenos del orden natural o antropogénicos.

Ante ello, planteó la importancia de que la ciudadanía conozca las diferencias sobre todo entre seguridad pública y nacional, términos que constantemente se emplean indistintamente, pero que deben observarse con claridad y una idea objetiva de su alcance y papel que pueden desempeñar en conjunto.

Citando a la propia Constitución en su Artículo 21, reveló que la seguridad pública es una función a cargo de la federación, las entidades federativas y los municipios, cuyos fines son salvaguardar la vida, las libertades, integridad y patrimonio de las personas; así como a contribuir a la generación y preservación del orden público y paz social.

“De este modo, su vigilancia recae en las instituciones de seguridad pública, incluyendo la Guardia Nacional y las entidades de procuración de justicia”, agregó el Gral. José Joaquín Jiménez.

En tanto, sostuvo que la seguridad nacional, ya sea interior o exterior, es la condición necesaria que proporciona el estado para salvaguardar a sus instituciones y su población a fin de garantizar el desarrollo nacional y mantener el Estado de Derecho, quedando bajo resguardo de las fuerzas mexicanas.