POR ARIEL VILCHIS

Cuando en política no se dan resultados, cuando se va terminando el bono democrático de aquellos políticos a quienes se les brindó la confianza en las urnas, cuando el talento no es suficiente, es momento de regresar al circo político, al show business, a la distracción para ocultar la evidente incapacidad.

Me parece que eso es lo que está ocurriendo en el municipio de La Paz, donde las autoridades no dan pie con bola ya que a poco más de seis meses del cambio de gobierno en la capital del estado poco o nada ha cambiado.

De ahí que de unas semanas a la fecha la alcaldesa y compañía iniciaran el circo político y mediático al anunciar de manera estruendosa que se descubrió un mega fraude al erario: el descubrimiento de una RED DE CORRUPCIÓN en el área de catastro que operaba en la pasada administración alterando montos de cobro de impuesto predial.

En otra pista del circo la autoridad activó otro show, ahora en contra de  una empresa desarrolladora y con una sesión de cabildo totalmente inútil se aprobó que se ejerzan los recursos legales para cancelar el acta de sesión donde se aprobó el uso de suelo del desarrollo Punta Norte y ¡tan, tan! aplausos y más aplausos, el show debe continuar.

El asunto aquí es que los ciudadanos quieren resultados, esperan que los actos de corrupción se castiguen y no solo se  anuncien. La sociedad espera que las cosas se hagan bien en la aprobación de proyectos de desarrollo pero también desea que se impulse la economía y el desarrollo de nuestro municipio. De no ocurrir lo anterior, entonces estamos en medio de un circo, una mala obra en la que se busca el aplauso o la distracción, un mal show mediático.

Porque la realidad habla de que ocurren otras cosas en el municipio de La Paz, Servicios públicos deficientes con calles sucias y sin alumbrado, rellenos sanitarios que se incendian frecuentemente -en la capital y en el pueblo mágico  de Todos Santos es un desastre- parques en el abandono y calles con más baches que parecen cráteres.

Más inseguridad en las calles con golpizas en el malecón de La Paz, robo a transeúntes y el robo a casa habitación a la alza.

En definitiva, los paceños no quieren shows mediáticos, no quieren circo, maromas o teatro, la sociedad quiere resultados de su autoridad a la que eligió porque en campaña tenía todas las soluciones y hoy solo tiene todas las excusas.

Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com