POR ARIEL VILCHIS

En alguna ocasión alguien señaló a La Paz como el Puerto de Ilusión; alguien más describió que nuestro municipio podría ser  la Suiza de América Latina.

Lo cierto es que dichos van y dichos vienen, y el municipio de La Paz cada día requiere más y más atención para resolver los problemas cotidianos de los paceños, situación que no es ajena a los ciudadanos y a una sociedad que observa que sólo se les transfiere el costo de la inoperancia de sus autoridades.

Lo que si queda claro para la sociedad paceña es que la actual administración que encabeza Milena Quiroga Romero ha ido más allá de mantener a nuestro municipio como la melodía clásica de Puerto de Ilusión e incluso ha superado con creces Suiza o cualquier otra parte del mundo.  Y es que los ciudadanos señalan que La Paz actualmente se asemeja a la luna.

Y nada más alejado de la realidad, si tomamos en cuenta que en algunas zonas de  La Paz no hay agua o no es suficiente (recordemos que en el satélite natural de la tierra no existe el vital líquido).

Otra característica similar es que las calles de La Paz están llenas de cráteres (baches) y no hay, hasta el momento, un  plan o programa por parte del Ayuntamiento, quizá están esperando que también le hagan esa tarea.
Y por último, pero no menos importante, es que al igual que la Luna en La Paz también hay un lado oscuro. Y es que, al caer el sol, nuestra ciudad entra en penumbra por la falta de alumbrado público.

De tal manera que en poco más de sesenta días de Administración la alcaldesa Milena Quiroga ya nos tiene como en la luna, sin agua, con cráteres en las calles y sin alumbrado (lado oscuro). Y si bien todo lo anterior  no inició con su gobierno, darle solución  si es su responsabilidad. Lo preocupante es que no se ve por ningún lado: ¡EL PLAN!

Ya veremos qué sucede, es mi opinión al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com