POR ARIEL VILCHIS

La noticia no se hizo esperar e inmediatamente fue difundida causando incertidumbre entre los padres de familia. Fue posterior a la reunión de Consejo Técnico  Escolar de la semana pasada cuando los maestros informaron que se había tomado la decisión de regresar a clases presenciales.

El comunicado de los maestros a los padres de familia generó incertidumbre pues solo había una opción: Regresar a Clases Presenciales, puesto que ellos deberán presentarse a trabajar de tiempo completo en sus centros de trabajo y por tal motivo ya no podrán atender a los alumnos en la modalidad en línea. Poniendo hasta el día de hoy miércoles como fecha límite para que los padres anuncien a las escuelas su decisión. O regresan a clases o los alumnos se quedan en casa siguiendo el programa aprende en casa pero sin supervisión.

Esta decisión de los maestros en su consejo técnico no va muy de la mano con el llamado que el gobierno del estado ha hecho a lo largo de las semanas posteriores del inicio de clases, de regresar a clases presenciales de manera ordenada, escalonada y con todas las medidas y protocolos para cuidar a los alumnos, pues aun cuando la educación ya es una actividad esencial debe cuidarse que se cumpla con los lineamientos técnicos sobre seguridad sanitaria de las escuelas.

En general, la noticia no fue bien recibida por los padres de familia pues generó más dudas aun cuando el regreso a clases ya es posible al encontrarnos en semáforo epidemiológico verde, pero sobre todo necesario pues -según expertos- es en la escuela donde se estimula la inteligencia dinámica, que es la base del desarrollo del ser humano y requiere ser construida en el ambiente escolar.

Para suavizar la tensión que generaron los maestros, que al verse en un escenario de regresar a sus centros de trabajo de tiempo completo anunciaron un inminente regreso a clases presenciales, la Secretaria de Educación Pública informó que no existe ningún comunicado oficial de regreso a clases presenciales recordando que lo más importante es la salud de los alumnos que asisten a los planteles educativos así como de los que permanecen estudiando desde casa.

En ese sentido, la SEP continúa trabajando para generar confianza en los padres de familia para que, paulatinamente, los alumnos regresen a las aulas como hasta ahora lo han hecho más de 22 mil estudiantes de escuelas de nivel básico en el estado.   

El regreso a clases presenciales es inminente. Hasta ahora no se han detectado casos de contagios en los centros educativos y eso es una buena noticia. Sin embargo un regreso masivo, como lo informado la semana pasada por los maestros después de su reunión de consejo técnico, aun no es posible, al menos no por el momento. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios, favor de dirigirlos a rostrosyperfilesbcs@gmail.com