* Por posibles riesgos de intercambiar información personal con desconocidos.

Como resultado de los patrullajes realizados en Internet por diversas unidades de la Policía Cibernética en el País, se han detectado casos de extorsión a través de video juegos en línea, por lo que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), a través de la Policía Estatal Cibernética, hace un llamado a la sociedad sudcaliforniana a mantenerse alertas y supervisar a los menores en casa.

Lo anterior lo dio a conocer la encargada de esta unidad cibernética, Aidée Amador, quien explicó que de acuerdo a las indagatorias realizadas, se ha detectado que los presuntos extorsionadores invitan al jugador a continuar su conversación por aplicaciones de mensajería instantánea, con el fin de extraer información personal e incluso obligarlos a enviar material íntimo o sexual, a cambio de dinero electrónico para la compra de avatares u objetos dentro del juego.

La policía segundo, resaltó que esta nueva modalidad, se lleva a cabo a través de los videojuegos más populares y que tienen como principal característica, la comunicación de mensajería o conversaciones de voz en tiempo real entre quienes se encuentran jugando, en donde no es necesario registrarse con datos personales reales, lo que facilita este tipo de conductas ilícitas.

En ese sentido la titular indicó la importancia de la prevención ante este tipo de situaciones, por ello, hizo un llamado a los padres de familia para que se mantengan atentos a estas situaciones, así como a la conducta de sus hijos y reportar a usuarios que infrinjan las normas y políticas de los videojuegos, así como establecer horarios para el uso de dispositivos móviles y computadoras.

Finalmente, la Policía Estatal Cibernética, pidió a la ciudadanía a sensibilizar a los jóvenes sobre los riesgos de enviar contenido íntimo, así como hablar con personas desconocidas sobre temas personales, ya que esto da pie a que sean víctimas de pornografía infantil, sextorsión, bullying, phishing, entre otros, así como a denunciar este tipo de actos a través del número de denuncia anónima 089 o bien al teléfono 612 175 04 00 ext. 1053 de esta unidad policial.