POR ARIEL VILCHIS

Después del proceso electoral que recién acaba de concluir en nuestro estado viene mucho trabajo para los partidos que conformaron la alianza Unidos Contigo, sobre todo para Acción Nacional y el Revolucionario Institucional.

El análisis, discusión y conclusiones de lo que se vivió en campaña y el resultado electoral serán sin duda temas que sus órganos internos de deliberación deberán poner en la palestra del debate interno para después darle la vuelta a la página y continuar con  lo que sigue

Y es que un tema que ya está en boca de la militancia es la renovación de las dirigencias estatales de los partidos antes mencionados. Sin embargo, en lo que concierne al Partido Acción Nacional la dirigencia del blanquiazul tiene que renovarse en los próximos seis meses, porque así lo indican los estatutos y no porque así lo pidan algunas voces panistas.

Efectivamente, en ese sentido, los estatutos son muy claros. En su artículo 74, numeral 3 a la letra dice “El Comité Directivo Estatal se renovará en el segundo semestre del año en que se celebren elecciones ordinarias locales”.  Así que no hay que comer ansias.  

Tomando en cuenta que también debe renovarse la dirigencia nacional, no resultaría sorpresivo que Marko Cortes primero convoque al relevo de las dirigencias estatales para tener margen de maniobra política para el cambio de estafeta en el CEN panista, sobre todo porque quien llegue a la dirigencia nacional conducirá los trabajos del próximo proceso electoral en el que estará en juego la presidencia de la república y en el que ya se aprecian algunos grupos de interés en la candidatura panista.

Por lo pronto aquí en Baja California Sur ya levantan la mano para ocupar el sillón de Carlos Rochín Álvarez los ex diputados Alfredo Zamora García y Maritza Muñoz Vargas, quienes han sido críticos a la actual dirigencia. También ha dejado ver sus intenciones de buscar el liderazgo del panismo sudcaliforniano el actual dirigente del CDM de La Paz Javier Bustos Alvarado. Ha trascendido que la ex candidata y senadora panista Guadalupe Saldaña ha comentado a sus allegados que se involucrará de manera directa en la renovación de la dirigencia impulsando a algún cuadro albiazul. #AsíLasCosas

Por supuesto que también habrá que considerar la aportación que  pueda hacer un cuadro de experiencia como la del actual diputado federal Rigoberto Mares, quien ya fue dirigente estatal y que seguramente no querrá quedarse al margen de lo que pueda ocurrir en su partido.

Como dato adicional, es curioso lo que ocurre en las redes sociales de los seguidores, amigos y operadores del ex candidato a la gubernatura Francisco Pelayo, a quien -a modo de un secreto a voces- impulsan y proyectan para que busque la dirigencia panista. Nada concreto todavía más que rumorología política.

De tal modo que en los próximos meses habrá movimiento en los partidos políticos que conformaron la alianza Unidos Contigo. Cada quien por separado tendrá que dar la cara a su militancia, renovarse y continuar. El tema PRI lo abordaremos en otra entrega.

Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com