POR ARIEL VILCHIS

En los últimos siete días hemos pasado de tener mil trecientos ochenta casos activos de coronavirus a dos mil noventa y tres, según el último reporte de la secretaría de salud del día de ayer, más lo que se acumule al día de hoy. Baja California Sur pareciera estar en la antesala de una tercera ola de contagios que no han cesado e incrementan día a día.

La preocupación de la sociedad debe ser en dos sentidos, primero el tema de la salud ante un rebrote que cada vez es más contagioso y que afecta a personas más jóvenes, como lo ha declarado el secretario de Salud Víctor George; y por supuesto el tema económico, ya que tras semanas de reaperturas de comercios, restaurantes y centros comerciales, frenar nuevamente la actividad económica en general tendría consecuencias desastrosas para una entidad que aún no se recupera de los empleos perdidos el año pasado.

Es por lo anterior que el Comité Estatal de Seguridad en Salud de Baja California Sur aprobó que los municipios de La Paz y Los Cabos retrocedan al nivel 5 del Sistema de Alertas Sanitarias del día 23 al 30 de junio, lo que implica la suspensión de todas aquellas actividades que sean no esenciales con la finalidad de evitar aglomeraciones, disminuir el número de personas que anden en la calle sin alguna actividad primordial y así lograr que disminuyan los contagios.

Para ello es necesario que las personas continúen con las medidas de distanciamiento social y prevención de contagios. Definitivamente no debemos bajar la guardia ni confiarnos por estar vacunados, ya sea con la primera o con las dos dosis. Es importante mantener la sana distancia, el uso de cubrebocas y el uso adecuado de gel o el lavado de manos. No hay otra alternativa para frenar lo que parece ser la tercera ola de contagios, la cual no sabemos cuánto pueda durar ni qué tan grande pueda ser.

De lo que si podemos estar seguros y que nos debe tener preocupados y ocupados como sociedad es que primero tenemos la ola de casos, después viene la ola de hospitalizaciones y finalmente la ola de muertes. Por eso será importante lo que hagamos o dejemos de hacer como sociedad en los próximos días y semanas.

Quedarse en casa en lo posible, utilizar cubrebocas, lavarse las manos con frecuencia y evitar exponerse en lugares cerrados o donde haya aglomeraciones son algunas de las recomendaciones que las autoridades han hecho a la población. Definitivamente está en nosotros aprender a convivir  con un  virus que, pese a que algunas personas ya cuentan con su esquema completo de vacunación, continuará circulando e impactando la salud de las personas.

Está en nosotros como sociedad cuidarnos y cuidar de los demás ante una tercera ola de contagios que ya es inminente. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com