Desde inicio del año 2021, Ramón Roberto Ontiveros Gómez, padre de la joven que resultó gravemente lesionada después de que fuera alcanzada por otro vehículo en la carretera transpeninsular de Los Cabos, ha solicitado en reiteradas ocasiones reunirse con el Subprocurador Regional en la zona cabeña, Antonio López Rodríguez, esto con el fin de que intervenga en relación al caso de su hija Rosalina.

De acuerdo con los datos recabados, la Carpeta de Investigación abierta por el asunto es NUC: SJC / 2459/2020, y donde a más de medio año de distancia no se han obtenido noticias que le den certidumbre a la familia, muchos menos la ubicación del responsable ni tampoco alguna detención.

A decir de Ramón Ontiveros “las pruebas fehacientes de quien es el responsable son muy claras en los diversos videos que hemos ido recopilando, incluso en alguno de ellos se percibe claramente las placas del vehículo que ocasionó la volcadura en que se vio envuelta mi hija Rosalina, pero hasta el momento no han dado con el responsable del percance”, sostuvo ante este medio de comunicación.

Además puntualizó que su hija a raíz del accidente presenta secuelas que cada vez se manifiestan de forma diferente, “y eso nos está generando altos gastos que nos debe cubrir el responsable de esta pesadilla, pues no sabemos cuánto más vaya a tardar Rosalina en sanar, pues los especialistas nos dicen que a pesar de haber pasado más de medio año, seguiremos batallando pues se trata de un severo traumatismo craneoencefálico”, acotó con voz entrecortada.

Las pesquisas hasta ahora realizadas, indican que todo esto sucedió el pasado 10 de noviembre del año 2020 al filo de las 06:45 horas, justo cuando Rosalina Ontiveros conducía un Nissan Altima de color blanco modelo 2006, el cual fue impactado de manera sorpresiva por una camioneta Jeep Gran Cherokee.

Después de haber realizado un seguimiento sistemático a través de las cámaras de video grabación, pudimos observar como el vehículo causante del desastre huía a gran velocidad; incluso sabemos que abasteció combustible en una gasolinera Repsol, y de ahí sigue su marcha con rumbo al Fraccionamiento Portales de Cabo San Lucas”, expuso finalmente Ramón Ontiveros.