POR ARIEL VILCHIS

La contienda electoral en el municipio de Los Cabos se pone cada vez más interesante. A dos semanas de que concluyan las campañas electorales, es claro que la batalla en el municipio del sur de la entidad se centra en dos figuras Lupita Saldaña de la alianza unidos Contigo (PAN-PRI-PRD-PRS y Humanista) y Oscar Leggs de la alianza Juntos Haremos Historia (Morena-PT).

En esta ocasión, difícilmente se dará una sorpresa como ocurriera en el año 2018 donde una tercera opción para la ciudadanía se llevó el triunfo electoral. Hoy solo hay dos, pues la polarización entre dos proyectos es evidente incluso a nivel nacional.  

De tal manera que la maestra Lupita Saldaña ha hecho una campaña de propuestas, en una estrategia de llegar a los electores presentándose como la mejor opción para el municipio cabeño, donde el desarrollo económico debe ir de la mano con el social para superar los rezagos con los que aun se vive en el que es considerado un destino turístico de clase internacional.

 Del otro lado esta Oscar Leggs, quien basa su campaña en el apoyo que tienen del llamado grupo Los Cabos encabezado por el ex gobernador Narciso Agúndez, confiado en una estrategia electoral más de tierra que de propuestas. Su apuesta es la operación de estructuras ponderando la marca.

Interesante será el resultado de esta batalla por la alcaldía de Los Cabos, donde la sociedad ha tenido la oportunidad de contrastar propuestas y en el que por supuesto jugará un papel importante el activismo y la estrategia de las llamadas estructuras.

En ese sentido, el candidato de Nueva Alianza, Alejandro Rojas, se ha presentado como una opción de propuestas. El empresario cabeño ha hecho lo necesario para mantenerse en el ánimo de la gente, pero el tema de las estructuras del partido juega en su contra, un partido que solo le apuesta a mantener su registro difícilmente le alcanza para ganar elecciones. Sin embargo, el esfuerzo de Alejandro Rojas le dará vigencia política.

El que trae bien enredada la piola es el doctor Ernesto Ibarra, el candidato de las medias, decidió participar en el proceso electoral por el partido Fuerza x México después de que prácticamente lo corrieran a patadas del Partido del Trabajo por no ser importante (así lo declaró en alguna ocasión Narciso Agúndez) de tal suerte que el doitor camina sin identidad propia y seguramente será el gran perdedor de este proceso electoral pues se quedará con las ganas de ser alcalde otra vez.

Carlos Van Wormer del Partido Verde entró tarde a la contienda, el oriundo de Los Barriles del cual dicen los cabeños que no se sabe si es de aquí o de allá por lo que mejor debería regresar al congreso del estado para presentar alguna iniciativa de ley o al menos algún posicionamiento con el que lo puedan recordar los ciudadanos que lo llevaron a una curul.

La batalla por Los Cabos será de dos, una propuesta que habla de reactivación económica, de mejorar los servicios públicos de eficientar al gobierno municipal buscando un mayor desarrollo social y la otra que busca regresar al pasado. No hay más. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com