POR ARIEL VILCHIS

Llegaron respaldados por un voto popular que les dio la confianza y se van a ir sin pena ni gloria. Son los diputados de cuarta, integrantes de la fracción de Morena y sus aliados en el congreso del estado.  FARSANTES, MENTIROSOS Y EMBUSTEROS, traicionaron a los ciudadanos sudcalifornianos en la que ya es considerada como una de las legislaturas para el olvido gracias a su falta de oficio e ineptitud.

Son los diputados de cuarta, los de la llamada trasformación que solo trasformó sus vidas al sacarlos de la sombra política para evidenciar su fracaso y su ignominia. Causantes de la parálisis de los trabajos legislativos, en más de dos años y medio no hicieron nada y la sociedad los recordará como revoltosos, peleoneros, desconocedores y, más serio todavía, violadores de la ley.

 Los diputados de Morena y sus aliados del PT y sin partido no han hecho otra cosa que tropezarse con su propia lengua; se meten el pie ellos mismos con sus acciones y todavía se enojan y patalean. Como el caso de perder todos los asuntos ´que se han judicializado por sus deshaceos al interior del congreso, el más reciente, que la suprema corte desechara cuatro controversias constitucionales interpuestas por diputados de morena-pt contra el gobernador. Inútiles diría mi abuela.

Pero más allá de eso, los diputados de Morena y sus aliados se han estrellado contra su propia realidad, descubiertos por una sociedad sudcaliforniana que espera de ellos mucho más, hoy se encuentran en el escenario político desnudos mostrando su verdadero rostro. Mentirosos, sin trasparencia, sin resultados.  Intentaron engañar a los ciudadanos con sus falsas promesas de austeridad, antidemocráticos, violentadores de los derechos de las mujeres y ahora también de los niños.  

Y es que los farsantes de la cuarta (Esteban Ojeda, Petra Juárez, Homero González, Rosalba Rodríguez, Ortega Pillado, Humberto Arce, Sandra Moreno, Marcelo Armenta, Ramiro Ruiz y compañía) el día de ayer mostraron su verdadero rostro al evidenciar que muy poco les importa cuidar a lo mas sagrado que puede tener una sociedad que son sus niños.

 Los diputados de Morena no votaron a favor del exhorto que, desde la máxima tribuna en voz de la diputada Anita Beltrán, hiciera a los candidatos para que respeten y se haga valer la Ley General de Protección de las Niñas, Niños y Adolescentes de Baja California Sur y que no sean utilizados en las campañas políticas.

Por supuesto lo anterior en alusión a lo ocurrido en el pasado debate radiofónico de Promomedios California donde la candidata a la alcaldía de La Paz por Morena hiciera señalamientos al candidato de la alianza Unidos Contigo directamente sobre su hijo menor de edad.

De tal suerte que los diputados de Morena se abstuvieron sin mostrar empatía por los niños. Los autollamados diputados de la esperanza ya no engañan a nadie, la transformación que tanto pregonaron se les ha ido de las manos al quedar descubiertos en sus mentiras, a su farsa se le ha caído el telón.  Y la sociedad seguramente se los cobrará. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com