• Ataques al INE y TEPJF e intromisión en elecciones de estados,  ponen en riesgo el proceso electoral.

“A menos de veinticuatro días de las votaciones  locales  y federales, desde Baja California Sur hacemos un llamado al Presidente de la República para que saquen las manos del proceso electoral, que sea el ciudadano el que decida y la autoridad electoral la que conduzca el sufragio”, sostuvo la Diputada Daniela Rubio Avilés en pronunciamiento emitido en la sesión ordinaria de este jueves 13 de mayo.

La legisladora sudcaliforniana expuso en tribuna que no hay justificación para el embate del Presidente de la Republica contra el INE y contra el Tribunal Electoral Federal y mucho menos exigir destituciones de consejeros y magistrados e incluso la desaparición de dichos organismos.

Dijo que con estas mismas instituciones, en 2018 el Presidente llego al poder sin ningún problema y que, de las 200 elecciones en las que ha participado el INE en los últimos seis años, el resultado ha concretado alternancias en un 65.62% de los casos.

Rubio Avilés dijo también que las últimas resoluciones del INE y del Tribunal Electoral Federal, en el retiro de las candidaturas de MORENA  a gobernador en Guerrero y Michoacán -que han provocado las descalificaciones del presidente- se han apegado a derecho y al estricto cumplimiento de la ley. Consideró que las críticas que diariamente salen de palacio nacional, son maniobras electoreras que en nada abonan a la democracia que se ha construido en nuestro país a lo largo de varios años.

Agregó que por si esto no fuera poco, en los días recientes, el Presidente de la Republica aceptó que está interviniendo en el presente proceso electoral al opinar y denunciar actos de candidatos opuestos a su partido de MORENA, “esta confesión, es una situación muy  grave, porque hay una prohibición constitucional para que el presidente no intervenga en las elecciones federales y locales”.

Dijo que la intervención del Presidente de la República  en el proceso electoral puede incidir, debido a que tiene a su cargo el manejo del presupuesto federal que asciende a 6 billones 295 mil 736.2 millones de pesos, así como el manejo de dependencias federales y miles de trabajadores; y además, está a ojos de todos, la influencia que tiene en instituciones de procuración e impartición de justicia federal, como la Fiscalía General  y la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia. 

“Desde esta legislatura, nos pronunciamos para que los procesos electorales sigan siendo autónomos del gobierno y organizados por ciudadanos, y que, la justicia electoral no se vea afectada por presiones y amenazas de poder ejecutivo federal”.