Por Alejandro Barañano

El Instituto Mexicano del Seguro Social reconoció un grafo error y ofreció disculpas públicas, sin embargo no fue suficiente para esclarecer el extraño caso de la jeringa con aire que fue aplicada a un adulto mayor por una enfermera de esa institución.

En redes sociales circuló un video en donde se aprecia a una mujer con bata blanca aplicando la inmunización a un hombre de la tercera edad, en el cual se observa que solo lo pincha pero que no le inyecta el antígeno contra Covid-19.

Ante esto se procedió a aplicar la vacuna de manera correcta, ello después de que se denunciara el pinchazo con puro aire, por lo que la susodicha fue retirada de la cédula de vacunación correspondiente y, se dijo además, que se reforzarán las medidas de vigilancia sobre el personal que participa en las jornadas de vacunación.

La “aclaración” del IMSS siembra más dudas que certezas, toda vez que la culpa se le achaca a una supuesta voluntaria que solo fue retirada del lugar.

Pero no se necesita tener aptitudes de investigador para deducir que ni fue un error involuntario y que seguramente tampoco no ha sido el primer caso. No señores, el asunto amerita una investigación a fondo por parte de la Fiscalía General de la República ya que evidentemente no se trató de una omisión o de un yerro por parte de la supuesta enfermera voluntaria.

Y lo digo porque días antes ocurrió lo mismo en Hermosillo, Sonora, con una mujer de 95 años que fue vacunada también solo con aire, y en ese caso el delegado de la Secretaría del Bienestar adjudicó el evento a un “error humano” mientras que el médico responsable argumentó simplemente “estar distraído al sentirse cansado durante la jornada de vacunación”.

Estas dos acciones criminales –porque no se les puede definir de otra manera– no deberían de quedar en el olvido por que se presta al sospechosismo por un posible trafique de vacunas en el mercado negro, o bien, de plano no existen las dosis que dicen tener los achichincles de Andrés Manuel López Obrador y solo se inmuniza a un número menor de personas de las que informa el gobierno.

Sea una o sea otra, en cualquiera de los casos se requiere de una versión oficial acompañada de la investigación correspondiente, ya que es demasiada casualidad que en dos casos en diferentes entidades haya ocurrido exactamente lo mismo.

Algunas versiones dadas por parte de personas vacunadas, señalan que después de ser aplicado el antígeno no tuvieron ninguna reacción, es más, aseguran que ni siquiera dolor en el brazo hubo, cosa que ocurre en la mayoría de los casos y que dura por espacio de algunas horas.

Luego entonces en un escenario en donde la vacunación avanza a paso de tortuga –y que se realiza con criterios políticosresulta altamente preocupante que ahora se estén dando casos como los comentados, por lo que esperamos que solo representen la excepción a la regla y no sea una constante.

Como ya hemos comentado en este mismo espacio, estamos en la víspera del tercer repunte de contagios, causado ello por la actitud irresponsable de las autoridades de salud del Gobierno de Méxicoléase Hugo López-Gatellque prefiere mantener el semáforo naranja en lugar de evitar tanta desgracia; y desde luego por las miles de personas que prefirieron sacarse una foto en Semana Santa que luego sus familiares la pondrán en el altar de muertos.

Según los inmaculados del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se prevé que estén vacunados todos los adultos mayores del país antes de junio, –mes de las elecciones, faltaba máspero el resto de la población no se sabe para cuándo, ya que mientras en otros países como Estados Unidos se abre la vacunación para todos los mayores de 15 años a partir del próximo 15 de abril, aquí se escatima la vacuna sin empacho alguno. ¿O me equivoco?; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

COMO EN BOTICA

HABLANDO DE VACUNAS

Eso de que primero los pobres es pura verborrea de los chairos, pues el amigo del alma y compadre de VÍCTOR MANUEL CASTRO COSÍO, y además pareja sentimental de la jefa de los “CIERVOS DE LA NACIÓN” en la entidad, o sea OMAR CASTRO COTA, resultó tan cínico que le importo un bledo que algunos adultos mayores estuvieran formados desde las 02:00 horas para tener un lugar y alcanzar ser vacunados contra el Covid, mientras que el muy zángano sin más ni más ingresó a media mañana por la puerta lateral de la ESCUELA PRIMARIA “TORRES QUINTERO” de la ciudad de La Paz para que le metieran la jeringa eludiendo toda regla de educación y civilidad.

OTRA DE VAQUEROS

Según el pusilánime de ALBERTO ARNOLDO RENTERÍA SANTANA, la encuesta que le encargó a De las Heras, posiciona a “EL PUCHAS” con el 30 por ciento de la intención del voto, y a “PANCHO” con el 22 por ciento.

Lo curioso es que dicha medición fue hecha con una muestra de 800 entrevistas en el MUNICIPIO DE LOS CABOS, y por obviedad no fue realizada a con el resto de la población de los otras regiones geográficas.

Y lo digo porque la media península tiene aproximadamente 523 mil ciudadanos con credencial para votar vigente, de tal forma que ese número de supuestos entrevistados corresponde tan sólo a un 0.15 por ciento de quienes emitirán su sufragio. ¡HE DICHO!