Por Alejandro Barañano

Hace un año atrás, la Semana Santa tuvo la peculiaridad de transitar en los inicios de la pandemia del Coronavirus, fecha en la que no teníamos ni idea de cuánto duraría todo esto. Desde entonces la hemos pasado mal y de malas pues han sido tiempos muy difíciles para todos.

Las cifras oficiales nos indican que han fallecido más de 200 mil personas en el país, y que son millones de mexicanos los que han perdieron sus trabajos, por lo que seguimos estando a prueba con aquello de la nueva normalidad que queremos, tanto en la vida pública como en la interacción social.

Aunado a todo esto, es una lástima que el modelo de vacunación implementado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no funcione como se espera, y la prueba son los cientos de personas de la tercera edad que han sido maltratadas o ignoradas por el desorden, la desorganización y el descuido que ha reinado a la hora de ir a vacunarse, pues lamentablemente la acción se está utilizando con meros fines electoreros.

Lo más preocupante de esto es que muchas personas enfermaron de Covid-19 al regreso de su “escapada” vacacional de las fiestas decembrinas, y la gran lección que nos dejó es que en los sitios turísticos se corre un mayor riesgo de contagios, quizá porque uno como paseante relaja las medidas sanitarias de inmediato, o bien porque no se aplican estrictamente los controles establecidos en muchos lugares.

Será el sereno, pero lo cierto es que el nivel de contagios que vimos en enero, la escasez de tanques de oxígeno y las cifras de hospitalización que nos alarmaron a todos no fue algo casual; sino el resultado -en mucho- de una decisión consciente: Olvidar las recomendaciones sanitarias e irse a la aventura con el desafortunado comentario de: ¿Qué nos puede ocurrir si nos estamos cuidando?

Ahora bien, es obvio que en esta Semana Santa que inicia resultará inevitable un nuevo repunte del Covid-19 en las próximas dos semanas, y si no basta ver el andar de tantas personas sin su sana distancia, sin usar la mascarilla ni cubriendo aquello del lavado frecuente de manos. O sea, una relajación total.

De esos que dicen que no pasa nada no vendrá el ejemplo, definitivamente, por lo que está en cada uno de nosotros seguirnos cuidando al máximo aunque sea una cantaleta aquello que decimos y escuchamos desde hace más de un año, sobre todo cuando el proceso de vacunación avanza, sí, pero a un ritmo demasiado lento.

Definitivamente la mejor recomendación es no salir ni hacer reuniones con gente con la que usted no viva, ya habrá un mejor momento para compartir en familia. Después de un año de encierro se entiende la desesperación por salir, pero es necesario recordar que hay una pandemia activa y muy vigente, con un Coronavirus que tiene nuevas variantes y que parecen ser no solo más contagiosas, sino incluso más letales.

Por eso le digo que lo mejor es cuidarse y cuidar de los suyos, sobre todo cuando no hay certeza de que podamos resucitar al tercer día; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

COMO EN BOTICA

¡MENTE DE TEFLÓN!

Bien decía mi Nana que quien nace para maceta del corredor no pasa, y lo digo porque supimos que estando ante la mesa de registro del INSTITUTO ESTATAL ELECTORAL, al bien peinado de OSCAR LEGGS CASTRO se le olvidaron los documentos que tenía que presentar, esto junto con el original del Convenio de Coalición y el formato donde debía ir inscrito los nombres de quienes integran la planilla que lo acompañarán en el Ayuntamiento, por lo que nada más le dieron una constancia de su presencia para que regrese de nueva cuenta a terminar con el trámite. ¡HABRASE VISTO!

¡ARRASTRA LA COBIJA!

Pues resulta que MARIO DELGADO CARRILLO, presidente nacional del MOVIMIENTO DE REGENERACIÓN NACIONAL, visitó la entidad para hacerle el caldo gordo al tristemente célebre personaje que impuso como CANDIDATO A GOBERNADOR, sin embargo en cuestión de horas el registro de VÍCTOR MANUEL CASTRO COSÍO pasó a un segundo plano.

Y lo digo porque los reflectores y las primeras planas de los medios de comunicación se las llevó el alcalde RUBÉN GREGORIO MUÑOZ ÁLVAREZ, toda vez que trascendió que será DIPUTADO PLURINOMINAL;  y si digo que será es porque “GOYITO” encabeza la lista de la circunscripción, lo que le da pase automático al edificio de San Lázaro.

Luego entonces queda visto que “EL PUCHAS” perdió ante “GOYITO”, por lo que de nada le sirvieron los embates y sus constantes ataques que le atizó al ahora futuro LEGISLADOR FEDERAL, motivo por lo cual el vetusto, cansado y enfermo maestro jubilado anda ARRASTRANDO LA COBIJA, pues palo dado, ni Dios lo quita. . . ¡HE DICHO!