POR ARIEL VILCHIS

Trascendió que este fin de semana podría llevarse a cabo la encuesta para definir el candidato o la candidata a la alcaldía de Los Cabos por parte de la coalición Morena-Partido del Trabajo.

En un proceso de selección que se ha caracterizado por lo ríspido, por el modo de operarse desde las cúpulas de los partidos que integran la alianza de las izquierdas, la encuesta que definirá al candidato o candidata será llevada a cabo por el Partido del Trabajo, quien desde el pasado mes de diciembre anunció que su candidato es el doctor Ernesto Ibarra Montoya.

El ex diputado federal se medirá entonces contra los morenistas que también aspiran a la candidatura.

La alcaldesa Armida Castro levantó la mano en tiempo y forma y logró su registro para el proceso interno de morena después de una lucha por la protección de sus derechos políticos, incluso, después de ser objeto de violencia política en razón de género por parte de la dirigencia estatal. Castro Guzmán busca la reelección para un periodo consecutivo al frente de la alcaldía cabeña cuyos logros al frente de la administración municipal son palpables en diversos temas, siendo el más importante la construcción de una desaladora para la zona de Cabo San Lucas, pero también el trabajo realizado en materia de Salud frente a la pandemia del coronavirus, apoyo a las mujeres, servicios Públicos y Seguridad.

El otro aspirante es el Prof. Oscar Leggs. El ex delegado de Cabo San Lucas no ha quitado el dedo del renglón pues cuenta con el apoyo de quienes dirigen el autodenominado grupo Los Cabos que encabeza el ex gobernador Narciso Agúndez.  

De tal modo que será este fin de semana cuando la empresa encargada de levantar la encuesta estará tocando la puerta de las familias cabeñas para conocer a quién quieren de candidato de la alianza Morena-PT.

Sin embargo, también existe la posibilidad de que todo este proceso sea solo un simple engaño y se esté jugando con la ciudadanía por parte de los partidos Morena y Partido del Trabajo. En semanas pasadas, las dirigencias de ambos partidos defendían el hecho de tener ya firmado un convenio de coalición e incluso a nivel nacional el Partido del Trabajo, en voz de su dirigente Alberto Anaya, ha declarado que esa posición es para el partido rojo.

Habrá que esperar primeramente a que se lleve este fin de semana la encuesta y después a conocer los resultados, esperando que no sea solamente una simulación para cumplir con algunos requisitos de convocatorias y procesos internos y solamente se juegue con la militancia de ambos partidos y se engañe a la ciudadanía. Morena no puede darse ese lujo pues la división derivado de las pugnas internas por las candidaturas han dejado dividido a la militancia y para muestra lo que ocurre en la capital del estado. Ya veremos qué sucede. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com