• El presidente del Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria valoró el apoyo estatal ante la sequía que ya provoca mortandad de ganado

El sector Ganadero de Baja California Sur sigue contando con el respaldo y apoyo de la administración estatal, señaló Manuel Rangel Vázquez, presidente del Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria, esto ante la severa sequía que se acentúa de manera importante en la zona norte y que sus afectaciones han generado ya la mortandad de ganado.

El representante ganadero destacó que, gracias al contacto permanente y constantes con productores de los cinco municipios de la entidad, es posible determinar la severa condición que enfrenta esta actividad productiva, la cual es recurrente año con año en nuestro estado por la escasez de pastos que generan las mínimas precipitaciones que caracterizan a la media península y que se presentó mayormente a lo largo del 2020.

En ese sentido, Vázquez Rangel resaltó el acompañamiento del Gobierno del Estado con el Programa Emergente de Atención a la Sequía implementado a través de la Secretaría de Pesca, Acuacultura y Desarrollo Agropecuario (SEPADA), con el objetivo de apoyar a los ganaderos sudcalifornianos, garantizar la subsistencia del hato ganado y evitar mayores pérdidas.

Asimismo, reconoció que, si bien la entrega de forraje no soluciona de manera definitiva esta problemática, sí representa un gran esfuerzo y sostén para un sector que, además de la sequía, enfrenta un incremento en el precio del alimento para el ganado que se registra de manera periódica a inicios de año, pero que, bajo las actuales condiciones, complica aún más las condiciones de los productores para mantener su hato.

Finalmente, sobre los paquetes de semilla de maíz y frijol para establecer pequeñas parcelas y producir alimento para el ganado, indicó que representan un importante respaldo para la manutención de sus animales.