Congreso promoción de la salud (FOTO ARCHIVO)

La Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) tuvo una participación en el 8° Congreso Nacional de Universidades Promotoras de la Salud, evento que se lleva a cabo actualmente de manera virtual, con la participación de investigadores, académicos, promotores, estudiantes, asociaciones de la sociedad civil e interesados en la promoción de la salud.

El evento, que es coordinado por la Red Mexicana de Universidades Promotoras de la Salud y que tiene por anfitriona a la Universidad de Montemorelos, busca favorecer, a partir de diferentes dinámicas, el intercambio de experiencias y redes de colaboración interinstitucional en la promoción de la salud y la contribución con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En el caso particular de la UABCS, su participación se enmarcó en el foro “Incidencia de la universidad en la salud y el desarrollo”, donde también expusieron representantes de las universidades de Ciencias y Artes de Chiapas, Autónoma de Chihuahua, Veracruzana, Rosaritense y de Montemorelos.

En la mesa de trabajo se abordaron temas relacionados con los programas de salud que operan las instituciones de educación superior, su incidencia en sus comunidades estudiantiles y egresados, así como los principales retos pospandemia que, consideran, estarán enfrentado.

Por parte de la máxima casa de estudios en Sudcalifornia expuso el Dr. Jaime Ovalle Serafín, jefe del departamento de Servicios Médicos, en representación del rector de la institución, Dr. Dante Salgado González.

En su disertación, destacó el hecho de que, en 2017, la UABCS se haya integrado a la Red Nacional de Universidades Promotoras de la Salud, aun cuando no cuenta con un área de conocimiento enfocada a las ciencias de la salud.

Esto le ha permitido llevar a cabo diferentes estrategias enfocadas a la promoción de la salud y prevención de enfermedades, producto de las experiencias compartidas entre los miembros de este organismo, al igual que la vinculación con instituciones como la Secretaría de Salud, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Específicamente, habló de la operación de un programa integral de medicina preventiva, a través de un módulo PrevenIMSS ubicado en las instalaciones de la Unidad Médica Universitaria, donde, entre otras cosas, se realizan mediciones de talla, peso y evaluación del estado de nutrición; aplicaciones de vacunas y la detección de enfermedades como diabetes e hipertensión.

Asimismo, mencionó las acciones de orientación que permanentemente lleva a cabo la Universidad, incluso desde el periodo inductivo, en temas de salud y planificación familiar; además de la evaluación médica inicial que es de carácter obligatoria para los de recién ingreso, mecanismo que contribuye a generar los programas preventivos.

El Dr. Ovalle también refirió la trascendencia que tiene, el que las y los alumnos de la UABCS cuenten con los beneficios provistos por el IMSS, lo cual les permite gozar de atención médica, farmacéutica y hospitalaria durante su trayectoria escolar.

En cuanto a los principales retos que, considera, tendrán las instituciones de educación superior posterior a la pandemia, señaló que estarán los de formar ciudadanos más responsables, con un enfoque humanista y conscientes de su papel en el mundo, pues más allá del aspecto sanitario, la contingencia ha venido a revelar que las estructuras políticas, económicas y sociales deben ser revisadas y redirigidas hacia la conformación de comunidades más equilibradas y justas.