• Nunca se aclaró cuál será el destino de los recursos.
  • Esta desafortunada decisión implica un duro golpe para Baja California Sur, nuestro estado cada año corre el riesgo de sufrir el embate de tormentas tropicales

Después de tres sesiones del Pleno, Morena consumó la petición del presidente y desapareció los fideicomisos con lo que dejan sin apoyo del gobierno federal a damnificados por fenómenos naturales, productores del campo, académicos e investigadores, estudiantes de posgrado, cineastas y artistas, deportistas, medio ambientalistas, periodistas y defensores de derechos humanos, entre otros grupos sociales que resultaron afectados con esta desafortunada decisión.

“A los diputados de Morena y sus aliados no les basta con los recortes presupuestales a ramos prioritarios que propone el gobierno federal y que aprueban ciegamente. En esta ocasión desaparecieron más de 100 fideicomisos, escudándose como en muchas otras ocasiones en el discurso de la corrupción sin pruebas, sólo por cumplir con los deseos del presidente”, señaló el diputado federal Rigoberto Mares. 

Mares Aguilar denunció la falta de seriedad de las y los diputados de Morena durante el análisis y la discusión de este dictamen, “lamentamos la cerrazón del grupo de MORENA que decidieron pasar por alto todas las advertencias que nos hicieron los expertos de distintos sectores por los daños que ocasionará esta decisión y también se negaron a debatir con todos los diputados que con argumentos fundamentados defendimos los distintos fideicomisos”.

El legislador federal comentó que durante la discusión de este tema nunca se aclaró cuál será el destino de los recursos y denunció la incongruencia de las y los diputados morenistas que dijeron que era para la pandemia pero también para atender a los sectores que se beneficiaban con los fideicomisos, “ni ellos se ponen de acuerdo, esto muestra que lo único que les importa es darle un cheque en blanco al presidente, quien por sus malas decisiones y falta de capacidad para gobernar quiere sacar dinero de hasta debajo de las piedras y lo peor, para sus proyectos faraónicos”.

Esta desafortunada decisión implica un duro golpe para Baja California Sur, nuestro estado cada año corre el riesgo de sufrir el embate de tormentas tropicales y huracanes, nosotros sabemos lo que es quedarnos incomunicados, con carreteras destruidas, sin infraestructura para servicios básicos y con cuantiosas pérdidas en el patrimonio de las familias, basta recordar lo ocurrido en 2014 con el huracán Odile.

Por eso me opuse rotundamente a la desaparición del FONDEN, porque para los sudcalifornianos es indispensable contar con recursos para afrontar las tormentas tropicales y los huracanes, a Morena no le importa condenar a los más vulnerables que son los que resultan más afectados por los fenómenos naturales, señaló.

De aprobarse por el Senado este atropello, nuestra siguiente batalla será en la discusión del presupuesto de egresos para 2021, ahí confirmaremos si las y los diputados de Morena y sus aliados cumplirán con asignar lo necesario para atender cada uno de los rubros afectados por la eliminación de fideicomisos, o seguirán traicionando a los mexicanos, “esperemos que a la mera hora no nos salgan con que no hay dinero para desastres naturales, pero sí para su Tren Maya y su Refinería de Dos Bocas”, finalizó.