• La suma de voluntades ha permitido recobrar la tranquilidad de las y los sudcalifornianos, destacó el ejecutivo estatal

Al hacer entrega de grados a elementos de la policía Estatal Preventiva y Penitenciaria, el gobernador Carlos Mendoza Davis dijo que ha sido el esfuerzo conjunto de las instituciones de seguridad estatal, federal, municipales y de las Fuerzas Armadas, lo que nos ha llevado a recobrar la tranquilidad ciudadana. “Grandes cosas se pueden lograr si trabajamos juntos, y si a eso se agrega la preparación profesional, la experiencia y el compromiso, crece la capacidad de alcanzar metas; quienes aquí estamos, somos ejemplo de trabajo en equipo”, recalcó.

En es ese sentido, recordó que los sudcalifornianos logramos disminuir de manera muy importante la violencia que nos aquejaba y que atentaba contra la vida y la integridad física de las personas a partir de 2017, una tendencia a la baja en delitos como el homicidio doloso violento, pasando de ser uno de los estados donde se tenía una percepción mayor de violencia, a estar hoy entre las entidades en donde se percibe el menor grado de inseguridad.

“Una sola instancia a título personal no hubiera logrado esto; lo hicimos todos, policías estatales, la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Secretaría de Marina, Guardia Nacional, de la Fiscalía General de la República, de la Procuraduría General de Justicia y policía Municipal, todos los que dan la cara y atienden las estrategias que emanan de la Mesa Estatal de Seguridad”, señaló.

Falta por hacer, agregó, pero con acciones como la entrega de grados, en la que por medio del servicio de carrera se da un paso adelante, se demuestra que no se ha detenido el esfuerzo de mejorar, que pese a las circunstancias, no hay excusas para ser mejores y ante lo grande de los retos, se avanza.

En la ceremonia celebrada en las instalaciones de la Academia Estatal de Policía, insistió en que la preparación de los elementos ha sido un paso importante que es acompañado por las instituciones de gobierno que se preparan en todos los ámbitos, para continuar impulsando el desarrollo del estado hacia un mejor futuro.

Reconoció el trabajo del secretario de Seguridad Pública, Germán Wong López, por el esfuerzo y preocupación para lograr que la policía estatal en Baja California Sur cuente con un servicio civil de carrera que reconozca no sólo la antigüedad; sino también los méritos al servicio.

En esta ocasión, 20 policías penitenciarios recibieron su acreditación como oficiales primero, segundo y tercero, 30 policías estatales recibieron grados de oficial, suboficial primero, segundo y tercero.

El ejecutivo estatal dijo que nadie imaginaba el reto que impondría la difícil situación de inseguridad que vivió el estado, como tampoco la pandemia y el reto económico importante que trae aparejado, “lo que sí puedo hacer hoy es reconocer que hemos logrado una vez más unir esfuerzos, recursos y talentos para afrontar las crisis de seguridad, de la pandemia y la económica”, comentó.