Por Alejandro Barañano

Sí algo tienen que entender los diputados “golpistas” del bloque Morena y PT, es que la legalidad no se negocia, sino que se aplica y se observa, y en política se llegan a acuerdos, negociaciones, acercamientos, disensos y consensos, esto con coincidencias y desacuerdos.

Y lo digo porque la Suprema Corte de Justicia de la Nación suspendió los efectos de la resolución emitida el pasado 22 de agosto por la mayoría de diputados “golpistas” que han hecho del Congreso del Estado su guarida, esto cuando destituyeron e inhabilitaron a cinco diputados y amonestaron a otros tres más de las minorías parlamentarias.

Además de lo anterior, se determinó también que no se podrá ejecutarse la resolución en torno al Juicio Político 2/2020 en perjuicio de dichos diputados, esto hasta en tanto no  se pronuncie la sentencia de fondo sobre la constitucionalidad de dicho Juicio Político.

Aunado a todo ello, en el incidente de suspensión formulado con motivo de la segunda ampliación de la Controversia Constitucional 84/2020  que fue interpuesta por el gobernador Carlos Mendoza Davis en contra del Poder Legislativo por la invasión de facultades y atribuciones, la Suprema Corte de Justicia de la Nación suspendió además los efectos y consecuencias de la sesión del día 30 de junio pasado así como los actos que en ella se realizaron tal y fue la lectura y aprobación de las actas de la sesiones del 28 de mayo y de los días 16, 23  y 29 de junio de 2020 pasado.

Y es que a raíz de ello se vino abajo la elección de la Mesa Directiva del Primer Periodo Ordinario de Sesiones correspondiente al Tercer Año de Ejercicio Constitucional de la XV Legislatura que encabeza el gamberro de Ramiro Ruiz Flores, así como la  elección de la Diputación Permanente que encabezó la diputada Soledad Saldaña Bañalez, y por ende todos los efectos derivados  de la ilegal conformación de dichas Mesas Directivas. ¡Quihubole!

El máximo órgano de impartición de justicia en nuestro país basó y determinó la suspensión de  los efectos y consecuencias de las sesiones antes mencionadas, debido a que “existe una situación de inseguridad jurídica derivada de la existencia de dos grupos que se ostentan como titulares de la Mesa Directiva del órgano legislativo, medida que estará vigente hasta en tanto se resuelva el recurso de queja por exceso o defecto 3/2020 interpuesto por el Gobernador del Estado, en el cual se examinará el cumplimiento de la medida cautelar decretada en el proveído de veintinueve de mayo de dos mil veinte”

Agregando además que dicha resolución se emite a efecto de que no se impida a los Poderes Legislativo y Ejecutivo del Estado llevar a cabo en forma plena las funciones que a cada uno de ellos corresponde en el proceso de creación de normas.

Por eso al inicio de este espacio mencioné que sí algo tienen que entender los diputados “golpistas” del bloque Morena y PT, es que la legalidad no se negocia, sino que se aplica y se observa, y en política se llegan a acuerdos, negociaciones, acercamientos, disensos y consensos, esto con coincidencias y desacuerdos, pues con lo ordenado por el Juzgado Segundo de Distrito, el Poder Judicial Federal confirma de ilegal proceder de los legisladores “golpistas” de Morena y PT, quienes han dejado en claro que solo utilizan el poder para tratar de aniquilar a las minorías parlamentarias que se oponen a lo que se puede llamar dictadura legislativa; por lo que quien esto escribe mejor seguirá BALCONEANDO. . .