POR ARIEL VILCHIS

El tema se viene platicando desde hace semanas en las mesas donde comparten ideas los partidos políticos y sus actores. Es un tema que ya permeó en la sociedad y la ciudadanía no lo ve mal e incluso cada vez son más las voces que expresan que es factible y por demás necesaria.

Una gran alianza de partidos políticos, entre los que podrían encontrarse el Partido Acción Nacional, PRI, PRD, Nueva Alianza, PES, Humanista, Movimiento Ciudadano y Partido de Renovación Sudcaliforniana, se está cocinando para enfrentar juntos el proceso electoral del 2021.

En este clima de polarización política que se vive a nivel nacional, aquí en lo local en nuestro estado Baja California Sur, se antoja sumamente necesaria una mega alianza política electoral entre la mayoría de los partidos políticos para vencer de manera contundente a Morena y sus aliados.

La anterior es sin duda la principal premisa, por eso los dirigentes de partidos y cuadros políticos ya hablan de la intención de formar esa gran alianza que les permita regresar, por ejemplo,  la gobernabilidad del Congreso del Estado pues toda la sociedad sudcaliforniana ha sido testigo de cómo los diputados de morena y sus aliados mantienen en la inoperancia y, prácticamente, la actual legislatura pasará de noche por la falta de experiencia, sensibilidad  y nulo oficio político de quienes integran el bloque mayoritario.

El contexto es propicio para los partidos políticos que hoy son oposición en el congreso y en algunos municipios del estado, ya que  el ejercicio del poder desgasta y eso puede fortalecerlos. Por eso será importante que en la construcción de la gran alianza de partidos se ponderen las coincidencias y sean el conducto del sentir ciudadano, una verdadera expresión de la sociedad.

Si bien es cierto que aún falta tiempo para que de manera formal se pueda hablar de negociaciones para una alianza político electoral con miras al 2021, el solo hecho de que existan expresiones a favor y manifestaciones de aceptación ya colocan el tema en la agenda política.

Ante  el escenario incierto que se avizora para el proceso electoral 2021 – la crisis de salud y económica, la polarización política- no hay nada escrito y es precisamente por eso que la intención de  una gran alianza toma mayor relevancia y una premisa surge de manera natural. Los partidos que decidan conformarla lo harán con la firme intención de trabajar para que Baja California Sur continúe su desarrollo y crecimiento  en materia de Empleo, Turismo, Seguridad, Infraestructura y Salud como hasta ahora lo muestran los indicadores nacionales.

Por otro lado, los partidos que  resuelvan enfrentar solos el proceso electoral  decidiendo NO sumarse a la posible alianza de manera indirecta estarían apoyando a morena y sus aliados, de eso no cabría la menor duda para la sociedad y los ciudadanos pues quedarían en una posición que a todas luces divide.

Por lo pronto se habla de alianzas para el proceso electoral 2021.  Habrá que esperar los tiempos, los procesos internos de cada partido  y la decisión que tomen cada uno de ellos en la búsqueda de esa gran alianza que le permita a Baja California Sur continuar por la ruta del crecimiento y desarrollo. Al rompecabezas aún le faltan algunas piezas. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com